Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

La madera, un material sostenible en la construcción

Ofrece una gran variedad de ventajas.

La madera es un material de origen vegetal que además de ser sostenible con el medio ambiente ofrece una gran variedad de ventajas para su uso en la construcción de viviendas.

Además, tras la concienciación de la gran parte de la sociedad con el respeto del medio ambiente, son muchos ya los que optan por elegir una casa de madera como su vivienda habitual.

Hacer una reforma integral con madera es una forma de reducir el consumo energético ya que los procesos de transformación a los que hay que someter a este material son mucho más sencillos y de menor impacto que si se comparan con el resto.

VENTAJAS DE USAR LA MADERA EN LA CONSTRUCCIÓN

La madera es el único material biodegradable, natural y renovable que se puede utilizar para la construcción de viviendas u otras edificaciones. Además, los beneficios que aporta al conjunto de la sociedad son varios:

AISLANTE ELECTRICO, TÉRMICO Y ACÚSTICO

No es una novedad que la madera es un aislante muy eficaz, esto se debe principalmente a que este material está compuesto por una serie de fibras huecas que contienen aire, por lo que le permiten aislar el sonido, el calor, el ruido etc. Este material funciona mejor como barrera que otros materiales como el hormigón o el tabique. Además, si se combina con otros materiales como la fibra de vidrio aumentará aún más su propiedad de aislamiento.

DURABILIDAD

La madera puede durar durante grandes periodos de tiempo si se toman las medidas adecuadas en cuanto a la humedad o los seres vivos que se alimentan de la celulosa de la madera, como la carcoma. La madera tiene una vida útil superior a un siglo.

Su capacidad de resistencia se debe a que los árboles contienen en el interior algunas sustancias preservadoras que hacen que sean capaces de aguantar muchos años en perfectas condiciones. Aunque hay algunas especies que no poseen esta capacidad existen procesos químicos que se llevan a cabo para dotar de preservación a la madera que no la tiene de forma innata.

BAJO COSTE

La madera es un material muy ligero por lo que no necesita de grandes procesos químicos por lo que también se reduce el consumo energético. Además, también es un tipo de material muy sencillo para transportar, lo que hace que su precio de coste sea menor al de otros tipos de materiales de construcción.

Incluso a la hora de trabajar con ella en la construcción es un material flexible y que se puede cortar y explotar fácilmente, tampoco necesita agua ni tiempos de secado ya que se trata de un material de construcción seca a diferencia de otros materiales que se trabajan sobre mojado como el cemento.

En definitiva, la madera es un buen material para la construcción y además con él, se contribuye a la sostenibilidad del medio ambiente, debido a que su sencillez de trabajo permite prescindir de productos químicos o procesos energéticos que suponen un gran impacto medioambiental.