Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

“Las exportaciones de madera americana a China caen peligrosamente”

Mike Snow, presidente de AHEC.

Mike Snow, presidente de AHEC -American Hardwood Export Council-, ha compartido con MADERA SOSTENIBLE su percepción de los efectos de la guerra comercial entre EE.UU. y China en los exportadores estadounidenses de madera de frondosas.

El mercado americano quiere introducir el roble rojo en Europa y que deje de ser la «hermanastra fea» del roble blanco

La industria de la madera de frondosas de Estados Unidos exporta la mitad de su producción de tablas y, de todo eso, la mitad iba a China antes de la guerra comercial (una de cada cuatro tablas tenía como destino final el país asiático). Pero desde que se empezó con el pago de aranceles, que empezaron por el 10%, “ya hemos visto caer un 42% las exportaciones a China”, explicaMike Snow, presidente de AHEC.

Pero el 1 de junio las tarifas subieron al 25%, y esto se va a traducir en el cierre de muchas empresas «sin remedio». El 25% de la producción de frondosas estadounidenses está en peligro. Ahora todas las empresas tratan de buscar las mismas salidas comerciales, los mismos mercados.

EUROPA. NUEVO RETO AMERICANO

En el caso del roble rojo, excluyendo a Canadá, el 80% de las exportaciones estadounidenses iban a China, el 75% del cerezo y casi el 70% del fresno; cantidades muy altas de las especies más abundantes. “Esto está generando muchos problemas, sobre todo con el roble rojo”, apunta Mike Snow.

Respecto a Europa, que siempre ha sido un mercado de roble blanco, el roble rojo siempre ha sido «la hermanastra fea». AHEC trabaja duro para cambiar esa imagen. El pasado mes de Mayo participó, con numerosas empresas exportadoras, en la interzum de Colonia. En breve, el próximo mes de Marzo, lo hará en MADERALIA, en Valencia.

AHEC desea transmitir a la industria europea de la arquitectura, la carpintería y el mueble un mensaje a favor de preservar el medio ambiente, basado en que “hay mucho roble rojo, y debemos utilizar la materia prima que abunda en los bosques -remarca el presidente de AHEC-. A todo el mundo le gusta el nogal, pero solo supone el 3% del bosque».

En este sentido ha subrayado que, si lo que se quiere de verdad es aprovechar el bosque de una manera sostenible, «hay que utilizar lo que existe y lo que abunda, que ahora es el roble rojo”. Un tipo de madera que varía y muestra diferencias, en función de la zona donde crece.

AHEC exhibió en interzum 2019 una gran variedad de acabados y tonalidades de esta especie. Ahora apuesta por mostrarlo también en MADERALIA, y promocionar el roble rojo donde ahora casi solo se consume roble blanco. «Si estás haciendo barriles hay que apostar por el roble blanco pero hay muchos otros usos que no lo requieren», opina Mike Snow. Y es precisamente ese campo el que quieren ganar, para conseguir una mayor implantación del roble rojo en el mercado.

SILENCIO ANTE A LOS IMITADORES DE MADERA

Mike Snow, presidente de AHEC.

Por otra parte, el presidente de AHEC, ha hablado a MADERA SOSTENIBLE de otra lucha a la que tienen que hacer frente. Se trata de esas otras materias primas que pretenden ser madera y no lo son. “Desgraciadamente creo que no se está haciendo lo suficiente para combatirlo”. En Estados Unidos, «el gran problema que tenemos es que la industria de la madera permanece en silencio» frente a quienes defienden el uso de estas imitaciones y lo justifican diciendo cosas como: «parece madera, y no tuvimos que cortar árboles».

Según el presidente de AHEC, «la guerra comercial con China no sería tan dañina si no fuese también por la caída del mercado doméstico», ha precisado, reconociendo que la industria maderera de su país hace muy poca promoción en este campo y «estamos llegando al punto de que son más conocidas las maderas de EE.UU fuera que dentro».

Los productores de madera le preguntan qué posibilidades hay ahora, al margen del mercado chino, y cuando miran al mercado doméstico reconocen que «ahí no estamos haciendo nada».

China es el mayor importador de madera del mundo, pero Estados Unidos es el segundo, “eso lo dice todo», admite Mike Snow.

En todo caso, ha reconocido que los cinco países principales de Europa siguen consumiendo madera de frondosas de Estados Unidos y «eso es muy importante»: Italia, Holanda, Reino Unido, Alemania, Bélgica y Francia. “Hemos crecido en exportaciones mucho en Europa, en Vietnam y en México, sin embargo, la caída del mercado chino es muy preocupante».