Lugares de trabajo sanos y seguros

En el Día Internacional de la Memoria de los Trabajadores.

En el contexto del Día Internacional de la Memoria de los Trabajadores -el 28 de abril-, la EFBWW, Federación Europea de Trabajadores de la Construcción y la Madera, y la EPF, Federación Europea de Paneles, se complacen en haber firmado una declaración conjunta sobre lugares de trabajo saludables y seguros.

El sector de los tableros de madera tiene una larga y beneficiosa tradición de estrecha colaboración entre los representantes de los trabajadores y los empresarios para garantizar unas condiciones de trabajo saludables y seguras para todos los empleados. “Nos comprometemos a mantener estos esfuerzos para conseguir lugares de trabajo con cero víctimas mortales y en los que se aborden los riesgos de enfermedades y accidentes laborales”, expresa Clive Pinnington, Director General de la EPF.

Ambas organizaciones apoyan el reconocimiento de los lugares de trabajo saludables y seguros como un derecho fundamental por parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

CONDICIONES DE TRABAJO SEGURAS Y SALUDABLES

El derecho humano a unas «condiciones de trabajo seguras y saludables» está reconocido en el Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas. El compromiso colectivo y compartido sobre la seguridad y la salud en el trabajo también se refleja con fuerza en los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas.

A lo largo de los años, desde la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales en el trabajo de 1998, la seguridad y la salud se han convertido en algo aún más elemental tanto para los sindicatos como para los empresarios. La gestión de los riesgos para la salud y la seguridad de la pandemia del COVID-19 es el ejemplo más reciente.

El sector de la madera tiene una larga tradición de estrecha colaboración entre los representantes de los trabajadores y los empresarios para garantizar unas condiciones de trabajo saludables y seguras para todos los empleados, y “nos comprometemos a mantener estos esfuerzos para conseguir lugares de trabajo con cero víctimas mortales y en los que se aborden los riesgos de enfermedades y accidentes laborales”, remarca Clive Pinnington.

Por ello, las organizaciones firmantes alientan el reconocimiento de los lugares de trabajo saludables y seguros como un derecho fundamental por parte de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). “Un consenso global para este cambio fomentará la aplicación de las mejores prácticas relacionadas con la salud y la seguridad en el trabajo y mantendrá a los empleados de todo el mundo lo más seguros posible. No se puede permitir que los países y las empresas busquen una ventaja competitiva basada en condiciones de trabajo inseguras.

Los lugares de trabajo sanos y seguros salvan vidas”.