martes , 22 de octubre de 2019

La Mesa Intersectorial de la Madera de Euskadi manifiesta su preocupación por las dificultades de la empresa INAMA para poder mantener su actividad en la actual ubicación de Muxika.


Según la información disponible, la empresa se encuentra en concurso de acreedores, lo que deja en el aire el futuro de 160 trabajadores directos y 600 trabajadores indirectos.

 

Además de la grave repercusión directa e indirecta en empleos, el cese de la actividad de Inama es un gran perjuicio para el sector forestal vasco, por tratarse de la única fábrica de tablero aglomerado de Euskadi cuyo proceso industrial consistía en valorizar materia prima del monte (apea de pino y de otras coníferas y frondosas) y los subproductos de aserraderos e instalaciones madereras (serrín costero y tacos), no solo de Busturialdea, la comarca donde está ubicada, sino también del resto de Bizkaia, Gipuzkoa y Araba.

 

En una situación de grave crisis económica que ha impactado de pleno en el sector industrial forestal vasco, con el cierre de empresas, que tiene como consecuencia más palpable el desempleo, la desaparición de tejido industrial, y en definitiva el empobrecimiento económico y social, entendemos que es una prioridad mantener la actividad económica de esta empresa que influye en el conjunto de la cadena forestal.

 

Ante la difícil situación que vive la empresa creemos que el primer planteamiento debe ser que esta instalación continúe generando actividad económica.

Por todo lo expuesto, manifestamos nuestro rechazo al cierre de INAMA y solicitamos a todos los estamentos involucrados en la solución de este problema, que apoyen la continuidad de la empresa.

 

MIME, Mesa Intersectorial de la Madera de Euskadi

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.