Un año sin ferias, un año de concentración interna y aprendizajes

Indaux mantiene un protocolo donde se combina el teletrabajo con el trabajo presencial, con lo que la mayoría de las reuniones son ahora telemáticas.

Tras un largo debate interno, Indaux ha decidido no participar, por primera vez después de más de 30 años, en la Interzum de Colonia. Esta decisión se compartió con la organización de la feria, quien, coordinado con otros expositores, ha decidido cancelar la edición presencial de este año. Ha sido una decisión difícil de tomar, puesto que Interzum siempre ha sido una de las citas de referencia para Indaux. Una decisión difícil en un año difícil, un año incierto, en el que se ha tenido que tomar decisiones cambiantes cada semana.

Al mismo tiempo, este ha sido un año en el que la necesidad de adaptación permanente ha conllevado grandes aprendizajes. Un año en el que la empresa ha aprovechado para revisar y mejorar sus dinámicas. Un año en el que, pese a tener limitaciones en los traslados, Indaux ha buscado ampliar el contacto con todos sus partners, distribuidores, agentes comerciales y clientes, en todos y cualquiera de los ámbitos necesarios para el buen desarrollo del negocio. “Hemos entrado en una dinámica diferente, con agendas más flexibles, en las que todos hemos encontrado más tiempo y una mayor disponibilidad. Esto nos ha permitido profundizar más y mejor en los diferentes aspectos a tratar. Hemos aprendido a estrechar la colaboración en esta realidad diferente y así poder dar respuestas ágiles y adaptadas a las necesidades que se han planteado o que hemos mutuamente identificado”, explica Mikel Arzallus, Director Comercial y de Marketing de Indaux.

Ha sido también un año en el que la empresa ha seguido trabajando en su responsabilidad con el entorno y se ha adaptado a la realidad de 2020. “Hemos aprendido a gestionar de forma diferente y nos hemos parado a analizar la aportación de esta forma de gestión a la sostenibilidad medioambiental y personal. La suma de gente que ha dejado de montarse en un avión ha traído principalmente dos beneficios: a nivel medioambiental, reducir la huella de carbono y, a nivel humano, la reducción de horas fuera de casa, además de la reducción de horas improductivas de taxis, hoteles…, ha implicado una ganancia de tiempo personal y productivo. Esto ha supuesto trabajar de otra manera con gente más motivada, más feliz e implicada con los proyectos”, continúa Arzallus.

En INDAUX, esa reinvención se ha producido al mismo tiempo que la empresa ha continuado desarrollando nuevos productos e introduciendo mejoras productivas en las fábricas. Entre otros productos, se está trabajando en un cajón de pared fina que se montará sobre la corredera Komplet. Además se acaba de poner en el mercado la gama de cajones Attractive y se está trabajando en la evolución de la gama de colgadores, invirtiendo en capacidad productiva en Europa. “Nos hemos encontrado un mundo nuevo en el que te enfrentas a un folio en blanco y te inventas cada día. Tenemos que agradecer la flexibilidad mostrada por todos nuestros stakeholders: empleados, clientes, proveedores, partners y accionistas por el apoyo que nos han prestado para poder escribir ese folio cada día, continuar trabajando y siendo resilientes ante la adversidad. Quería aprovechar para desear a todos lo mejor y una rápida recuperación de la situación que estamos viviendo con el COVID19”, concluye Mikel Arzallus. 

La empresa vasca espera volver a proporcionar un espacio de encuentro físico con todos sus clientes y colaboradores en próximos eventos, tan pronto como se den las garantías sanitarias que lo permitan.