miércoles , 19 de diciembre de 2018

Después de un fuerte crecimiento en 2017, la necesidad de invertir está disminuyendo.


Sede de ACIMALL.

El período de julio a septiembre reafirmó la tendencia actual de la industria, caracterizada por la consolidación después de un fuerte crecimiento en 2017, según ACIMALL. Después de importantes inversiones en Italia y en el extranjero en los últimos meses, las empresas del sector de la madera y de los materiales a base de madera disponen finalmente de un nuevo y actualizado parque de maquinaria. Como resultado, la necesidad de invertir está disminuyendo.

Esta consideración es esencial para analizar los resultados del tercer trimestre de 2018 procesados por la Oficina de Estudios de ACIMALL, asociación miembro de Confindustria que representa a los fabricantes de maquinaria e instalaciones para las industrias de la madera y el mueble. En general, las cifras indican una ligera ralentización de los pedidos, aunque las empresas italianas se mantienen y siguen mostrando una gran vitalidad, logrando una expansión de los pedidos nacionales un 14,7 por ciento más que en el mismo trimestre de 2017.

En general, los pedidos en el tercer trimestre de 2018 disminuyeron un 7,7 por ciento

El “punto delicado” está representado por los pedidos extranjeros, que bajaron un 10,9 por ciento en el período julio-septiembre de este año, en comparación con el mismo trimestre del año pasado. En general, los pedidos en el tercer trimestre de 2018 disminuyeron un 7,7 por ciento.

 

 

Esta reducción, sin embargo, se explica por lo que dijimos al principio, a saber, que 2017 fue un año “maravilloso” para las exportaciones italianas, con una tendencia que no podía durar para siempre.

La cartera de pedidos se ha ampliado a 4 meses

También cabe destacar que la facturación del tercer trimestre, según las encuestas de ACIMALL, aumentó un 12,2 por ciento con respecto al mismo periodo de 2017, lo que reafirma la buena salud de la industria.

La cartera de pedidos se ha ampliado a 4 meses (de 3,1 en el trimestre anterior y 3-4 en enero-marzo), mientras que los precios a partir del 1 de enero han aumentado ligeramente un 0,5 por ciento (0,4 por ciento a 30 de junio).

 

ENCUESTA ACIMALL

Si observamos los resultados de la encuesta de calidad para el período bajo escrutinio, podemos ver que el 44 por ciento de los encuestados indican una tendencia positiva en la producción. El mismo porcentaje de propietarios de negocios indica una tendencia estacionaria, mientras que el 12 por ciento reportó una reducción.

La facturación del tercer trimestre aumentó un 12,2 por ciento con respecto al mismo periodo de 2017

El empleo se mantiene estable según el 61 por ciento de la muestra (frente al 67 por ciento del trimestre anterior), mientras que no hay variación en la proporción de encuestados que indican un aumento (33 por ciento, igual que en abril-junio); lamentablemente, el 6 por ciento informó de una reducción del empleo (la proporción en el trimestre anterior fue del 0 por ciento).

Las existencias disponibles se mantendrán estables según el 61 por ciento de las empresas entrevistadas, mientras que el 22 por ciento espera una disminución y el 17 por ciento un aumento.

 

PRONÓSTICO

Dario Corbetta.

La muestra de la encuesta ofrecía pistas interesantes sobre el futuro próximo: El 17 por ciento cree en una expansión de los pedidos extranjeros (el mismo porcentaje que en el trimestre anterior), mientras que el 56 por ciento espera una tendencia estacionaria y el 27 por ciento teme una reducción (frente al 11 por ciento hace tres meses). El saldo es negativo, menos 9, frente a 6 más en abril-junio y 29 más en el primer trimestre del año.

Las expectativas son básicamente las mismas para el mercado italiano: El 67 por ciento indicó pedidos estables (frente al 83 por ciento hace tres meses), mientras que el 27 por ciento espera una reducción (fue del 11 por ciento en el trimestre anterior). Por lo tanto, el saldo es negativo en 21 puntos, comparado con -5 en abril-junio y más 11 en enero-marzo.

“No era difícil imaginar esta situación”, dijo Darío Corbetta, director de ACIMALL. “Un escenario con situaciones nuevas, como la incierta situación política en Italia y las expectativas sobre el impacto de la ley presupuestaria en la economía real. La confianza de las empresas también se ve socavada por el rechazo de la UE a la ley fiscal italiana. Sin embargo – concluyó Corbetta – la industria italiana de la tecnología de la madera y el mueble está viviendo una temporada positiva, a pesar de las grandes cuestiones pendientes en el fondo”.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.