CEMER presenta un estudio sobre competencia profesional

Empresarios y sindicatos coinciden en que la vinculación de las categorías profesionales a las cualificaciones mejoraría el mercado de trabajo en el sector de la madera.

El Consorcio Escuela de la Madera de Córdoba, perteneciente a la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, ha presentado el primer estudio que se realiza en Andalucía sobre la vinculación de las cualificaciones profesionales a la clasificación profesional en el sector de la madera y el mueble. Dicho estudio está financiado por el Servicio Andaluz de Empleo y el FSE a través de la orden de Acciones de Investigación e Innovación de la convocatoria 2010.

 

El estudio, que ha sido realizado por la Fundación Cirem, acredita que esa vinculación es todavía escasa, entre otras razones porque el desconocimiento sobre cualificaciones profesionales es bastante generalizado entre empresas y representantes de trabajadores, y de hecho, en el convenio estatal del sector, las diferentes categorías que requieren formación sólo están asociadas a titulaciones, no a competencias.

 

Sin embargo, la predisposición para el cambio parece que existe, pues el informe constata que tanto empresarios como sindicatos coinciden en que esa vinculación podría mejorar el mercado de trabajo, dotándolo de mayor transparencia, un aspecto en el que coinciden con la opinión de los expertos, que consideran esta transparencia como algo crucial para la empleabilidad y la movilidad laboral y por tanto para la generación de empleo.

 

Esa coincidencia en el objetivo no evita que empresarios y sindicatos apunten sus respectivos matices y temores. Así, los empresarios muestran su acuerdo siempre que «el proceso no suponga un encasillamiento en el puesto de trabajo, frente a las tendencias actuales hacia la polivalencia e integración de tareas».

 

Insisten asimismo en que debe asegurarse la veracidad de la certificación y que esta sea realizada por una institución reconocida y fiable para el sector.

 

Finalmente, inciden en que no debe suponer aumentos de la conflictividad laboral y salarial y señalan que debe relacionarse con un aumento de la productividad en la empresa. Por su parte, los sindicatos subrayan que el proceso de vinculación de cualificaciones profesionales y clasificación profesional debe servir para el reconocimiento y valoración de la fuerza de trabajo, y debe ir asociado a la mejora de la retribución cuando suponga una subida de la categoría profesional.

 

Finalmente, consideran que el proceso no debe aumentar las diferencias salariales en las empresas.

 

Al margen de las opiniones de empresarios y sindicatos, el estudio presentado por el CEMER incluye un trabajo de campo para analizar la posibilidad real de aplicación de las cualificaciones profesionales en los convenios. Y este trabajo de campo pone de manifiesto, de entrada, que, a pesar de que el III Convenio Colectivo Estatal del Sector (2007) no hace referencia alguna a ellas, las cualificaciones profesionales contempladas previstas en la ley 5/2002, de Cualificaciones y Formación Profesional, están bien definidas, o, dicho de otra forma, reflejan la realidad productiva del sector, ajustándose bien a las tareas que en efecto se realizan en las empresas.

 

No obstante, el estudio observa también algunas dificultades para esa aplicación, y así, señala que la realidad del tejido productivo andaluz, compuesto principalmente por micropymes, hace que en las empresas se diferencian poco las tareas que realizan las diferentes categorías, siendo la capacidad de organización del trabajo en la empresa el elemento principal de distinción.

 

Asimismo, hay que tener en cuenta que las cualificaciones hacen referencia a aquellas competencias que tienen un uso efectivo para el trabajo que se está desarrollando y no al conjunto de conocimientos ó habilidades del trabajador/a.

 

El estudio ha partido del análisis de la situación global del sector de la madera a nivel andaluz, así como del convenio colectivo estatal de la madera y de los convenios provinciales de Andalucía aplicables al sector. Igualmente se han realizado entrevistas semiestructuradas a: representantes de trabajadores y empresarios que participan en la negociación colectiva sectorial y a nivel de empresa, y a trabajadores de diferentes provincias y con diferentes categorías laborales. En base a las dimensiones más relevantes aparecidas en las entrevistas, se han realizado 3 grupos de discusión con empresarios del sector, profesores y expertos del sector y representantes institucionales.