El Foro de Bosques y Cambio Climático presenta un decálogo de propuestas para las elecciones generales

Tratan sobre el cambio climático, la sostenibilidad forestal, los bosques, la bioeconomía, la despoblación o la economía circular.

El Foro de Bosques y Cambio Climático ha presentado un decálogo de propuestas de cara a las próximas Elecciones Generales del 28 de abril. Unas propuestas que tratan sobre el cambio climático, la sostenibilidad forestal, los bosques, la bioeconomía, la despoblación o la economía circular.

En primer lugar, desde el Foro de Bosques y Cambio Climático animan a los grupos políticos a priorizar el sector forestal como mayor sumidero gestionable de CO2.

Su segunda propuesta consiste en aplicar los principios básicos de Sostenibilidad de los Recursos Naturales como inspiración de normativas, planes y programas y en cumplimiento de los ODS: reconocer el papel desempeñado por los responsables de los sistemas forestales mantenedores del Capital Natural; asumir no solo que “quien contamina paga”, sino que “quien descontamina, a través de su actividad o gestión, debería recibir beneficios tangibles”.

La tercera es impulsar la gestión forestal sostenible con medidas fiscales destinadas a la mejora de la capacidad sumidero de los bosques y a la adaptación frente al cambio climático.

El cuarto punto contempla promover el uso de los productos forestales basados en una gestión forestal sostenible, para satisfacer las necesidades de un nuevo modelo de desarrollo basado en la bioeconomía, generador de empleo y riqueza. En particular impulsar la construcción con madera y el desarrollo de nuevos productos sustitutivos de los basados en petróleo.

El quinto es fomentar la demanda de biomasa forestal como energía renovable en sustitución de combustibles fósiles para usos térmicos, eléctricos y cogeneración. Instalar equipos de calefacción con biomasa en edificios de la Administración General del Estado.

Antes, durante y después de la extracción de biomasa en un pinar de Radiata.

El sexto recoge la creación de un Fondo Forestal Nacional u otro mecanismo de compensación, con objeto de incentivar las externalidades positivas de los montes gestionados para seguir generando servicios ecosistémicos fundamentales para la humanidad.

La séptima medida es el apoyo a la gestión forestal adaptativa que incluya la prevención de incendios forestales, enfermedades y plagas, que permitan a las formaciones vegetales ejercer plenamente sus funciones como sumideros de carbono. Adaptación de los planes hidrológicos de cuencas para garantizar el control del ciclo del agua y la protección del suelo frente a la erosión.

El octavo punto se basa en fomentar las actuaciones de mejora de las masas forestales asignando más fondos FEDER, FEADER, etc.

Finca “La Hoya de Don Gil”, un modelo de gestión forestal sostenible, en la región de Murcia.

El noveno es en el impulso a la investigación en materia de adaptación y mitigación del cambio climático.

Y la última propuesta de este decálogo es mejorar la información, cultura y percepción sobre la gestión activa del bosque y la generación de riqueza de las masas forestales. Coordinación con otras políticas, como Desarrollo Rural, Despoblamiento, Energía y Clima, en el que las masas forestales juegan un papel fundamental de forma transversal.

Las propuestas del Foro de Bosques y Cambio Climático elecciones 2019, pueden descargarse en este enlace.