Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 juanma.[email protected]
Advertisement

El sector del hábitat crea un centro pionero para reactivar el consumo

El proyecto «Living Space Lab» es pionero en el ámbito internacional para la industria del hábitat por su enfoque multidisciplinar y por el método de análisis que establece para detectar las necesidades latentes en los hogares.

Un novedoso método de análisis de consumo que utiliza la realidad virtual en el proceso de investigación detectará las necesidades latentes en los hogares y permitirá a las empresas del sector del mueble y del hábitat dinamizar el consumo y adelantarse a demandas futuras con productos ajustados a los estilos de vida, y así generar modelos de negocio basados en el usuario para potenciar la capacidad competitividad de la empresa.

 

Así lo aseguran los promotores de esta iniciativa presentada esta mañana, e impulsada por el Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines, AIDIMA, junto con investigadores del LabHuman y LabPsitec, integrados en el Instituto Interuniversitario de Investigación en Bioingeniería y Tecnología Orientada en el Ser Humano (I3BH) de la Universitat Politècnica de València, la Universitat de València y la Universitat Jaume I de Castelló.

 

Según destacan, el «Living Space Lab», como se denomina el Centro de Investigación del Comportamiento del Usuario, es el único que integra en su desarrollo de investigación distintas disciplinas, entre las que destacan mercado, estrategia, neuromárketing, realidad virtual y realidad aumentada.

 

«La existencia de múltiples perfiles de consumidor con distintos comportamientos y que implican a su vez distintos estilos de vida, aunque obvio, da cuenta de la dificultad de una investigación de consumo sobre los citados parámetros. El «Living Space Lab» resuelve estos problemas a través de la realidad virtual, que permite incorporar infinitos escenarios y elementos, una diferencia fundamental frente a otros livings existentes», precisan sus promotores.

 

Factores diferenciales

 

Las nuevas tecnologías gráficas inmersivas como la realidad virtual y la realidad aumentada, permiten crear entornos virtuales del hábitat importando bibliotecas de productos de forma directa mediante el estándar FunStep© desarrollado por AIDIMA. En estos entornos, «el usuario interacciona de manera natural como lo haría en espacios reales utilizando para ello novedosas interfaces naturales de interacción desarrolladas por LabHuman del I3BH», explican los promotores de la iniciativa.

 

Dicha interacción es analizada mediante novedosas técnicas desarrolladas en este caso desde el LabPsitec-I3BH que permiten evaluar las respuestas del usuario ante los estímulos proporcionados durante la inmersión sensorial, según describen los investigadores.

 

Para el análisis del usuario -continúan-, se usan diversas técnicas de medición psicofisiológica, y de la actividad cognitiva y la actividad cerebral, entre otras, y «mediante complejas técnicas de análisis e interpretación de los datos -que incluyen técnicas basadas en inteligencia artificial-, es posible proporcionar la información necesaria para abordar la definición de los perfiles de consumo que trabajará el Sistema de Inteligencia Competitiva del Mueble ICM-AIDIMA», concluyen los impulsores del proyecto.

 

Este sistema de gestión de la innovación que viene desarrollando el Instituto Tecnológico desde 1998, interpreta qué usuarios y estilos de vida son objetivo de la empresa, y valora las posiciones emergentes a través del Observatorio de Tendencias del Hábitat y el centro de prospectiva CEFFOR©, y determina su posición en el mercado con el análisis trimestral del Observatorio Español del Mercado del Mueble, OM.

 

El ICM-AIDIMA incorpora en todo el proceso de análisis de consumo una metodología estratégica orientada al mercado para impulsar finalmente innovación tecnológica, en producto, en comunicación y punto de venta, y en innovación estratégica para las empresas con una reorientación del modelo de negocio.

 

El Living Space Lab integra, de este modo, el «know-how» de 3 equipos de investigación del Sistema Valenciano de Ciencia y Tecnología, que combinan sus conocimientos en inteligencia competitiva, psicología aplicada, tecnologías de la información, y estrategia de la empresa, que dotan al Centro de un modelo novedoso de investigación e innovación, y que es ejemplo de colaboración y eficacia de los recursos aportados por el Instituto para la Mediana y Pequeña Empresa Valenciana, IMPIVA, y la Unión Europea.

 

El Living Space Lab ha iniciado su andadura con la participación de 7 empresas del sector del hábitat que han validado esta novedosa metodología de investigación encaminada a reactivar el consumo de un macro sector -ya acuñado hipersector del hábitat- y que integra al mueble, textil-hogar, iluminación y construcción.