Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Empresas de envases y embalajes de madera deben expedir un Pasaporte Fitosanitario nuevo

La NIFM 15 recoge aquellas medidas que garantizan que la plaga del nematodo no se expanda.

Un centenar de empresas de la industria forestal asistió a la jornada informativa sobre las novedades legislativas en materia de sanidad vegetal, organizada por Fearmaga en la que participaron representantes del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Consellería do Medio Rural.

Entre las novedades, figura un nuevo modelo de Pasaporte Fitosanitario que las empresas deben expedir para la exportación y producción de envases y embalajes. También están obligadas a garantizar la trazabilidad documental de la madera e inscribirse en el Registro Oficial de Operadores de Embalajes de Madera (ROEMBA).

Elier Ojea, presidente de Fearmaga, agradeció la implicación de las administraciones para informar del nuevo contexto normativo que “ayudará a las empresas a mejorar su competitividad” y facilitará la exportación de “uno de los materiales con mayor ‘ADN’ gallego, la madera”. El 85% de los aserraderos gallegos fabrica envases o embalajes de madera o alguno de sus componentes.

Ojea recodó que, entre otras, la NIMF 15 recoge las medidas fitosanitarias que “evitan la expansión del nematodo”. Por ello, apeló a la responsabilidad de las empresas en su obligación de cumplir la norma. La Federación seguirá realizando actividades de formación y apoyo a las empresas, como ha desarrollado desde 2010, cuando se detectó el primer brote de nemátodo en As Neves.

Fearmaga estudiará los casos en los que se demuestre en que hubo “un comportamiento inadecuado” y “actuará en consecuencia para preservar los intereses, los derechos y la reputación del conjunto de los asociados”, apuntó Elier Ojea.

Carmen Díaz, jefa del Servicio de Prevención y Control Fitosanitario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación aclaró las dudas planteadas por los asistentes y subrayó que todas las empresas deben tener documentada la trazabilidad de la madera y sus productos. También insistió en que las empresas consulten sus dudas al Servicio de Prevención y Control Fitosanitario.

MEDIDAS NECESARIAS PARA LA EXPORTACIÓN

El embalaje de madera es a menudo reutilizado, por lo que puede ser difícil establecer su origen y su estado fitosanitario. En 2002 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) adoptó la Norma Internacional para Medidas Fitosanitarias NIMF nº 15, que incorporó exigencias fitosanitarias a los embalajes de madera utilizados en comercio internacional. El objetivo es evitar la propagación de organismos y plagas, para ello, la madera se somete a un tratamiento térmico que alcanza una temperatura mínima de 56ºC durante 30 minutos.

Todos los países contratantes de la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria (CIPF) deben aplicar a la importación las exigencias fitosanitarias previstas por esta norma.