Mejora la situación del eucaliptal asturiano gracias al tratamiento biológico

PROFOAS forma a los propietarios forestales sobre el control de la plaga de Gonipterus.

A finales del mes de julio tuvo lugar la última jornada de formación a selvicultores en el monte El Cordal de Peón en Villaviciosa (Asturias) a cargo de COSE-PROFOAS dentro del proyecto GOSSGE, dando por finalizada una serie de actuaciones encaminadas a formar a los propietarios tanto en detección e identificación de la plaga como en los tratamientos a aplicar para mejorar el estado sanitario de los eucaliptales y minimizar los daños.

GOSSGE es un grupo operativo supra-autonómico para el control de la plaga del Gonipterus platensis, coleóptero (escarabajo) que se alimenta de las hojas del eucalipto ocasionando perjuicios económicos y ambientales, reduciendo el crecimiento y amenazando la viabilidad económica de las masas de eucalipto.

IDENTIFICACIÓN DE LA PLAGA Y GRADO DE DEFOLIACIÓN

En esta jornada formativa en el monte, se procedió en primer lugar a identificar la plaga, tanto en estado adulto como en estado larvario (L1,L2,L3 y L4), la puesta y sus diferentes etapas. Asimismo, los participantes pudieron comprobar in situ los daños producidos en hoja por las larvas (galerías) y por los adultos (festoneado), concluyendo con una estimación del grado de defoliación y la observación de adultos jóvenes y ootecas del goniptero del eucalipto.

En el momento de la visita, se apreciaron en las hojas muchos adultos jóvenes, que aparecen a los 30-40 días después de que las larvas maduras (L4) hayan caído al suelo y permanecido enterradas a una profundidad de 10-15 cm (pupas). Estos adultos jóvenes pondrán nuevas puestas cerrándose así el ciclo biológico, presentando dos generaciones al año.

Además, se aprendió a evaluar de forma visual el grado de defoliación, que es un parámetro básico para cuantificar el estado aparente de salud del arbolado y se define como la pérdida o falta de desarrollo de hojas o acículas que sufre un árbol en la parte de su copa evaluable (correspondiente al tercio superior) comparándola con la del árbol de referencia ideal de la zona.

De esta forma, el propietario puede detectar de forma precoz un problema de plaga en su plantación, y va a saber qué tratamiento hay que aplicar (biológico/integrado), según el grado de afección. “El objetivo de estos talleres de formación era precisamente que el propietario detecte en su monte si hay plaga y, si la hay, el grado de afección y el tratamiento con el que actuar –explica Félix Manuel López Cuervo, técnico de PROFOAS-. Y además informar a la Asociación de lo mismo, porque esta plaga es un estado global y la afección de una finca se propaga en la colindante”.

A finales del mes de julio tuvo lugar una jornada de formación a selvicultores en el monte El Cordal de Peón en Villaviciosa (Asturias) a cargo de COSE-PROFOAS, dentro del proyecto GOSSGE.

CONTROL BIOLÓGICO E INTEGRADO DE LA PLAGA

El método de lucha biológica utilizando el insecto Anaphes nitens está sujeto a las condiciones ambientales, por lo que se necesitan sueltas periódicas en los momentos oportunos y en cantidades adecuadas.

Cuando el umbral de daños de la plaga supera un índice de defoliación del 60 % (grado 3) se efectúa la lucha integrada, con control químico con materias fitosanitarias biológicas. Los productos a utilizar son el ALVERDE que actúa principalmente por ingestión y menos por contacto y el ZENITH producto que actúa por ingestión y contacto.

Tras dos años de trabajo en el grupo operativo GOSSGE, PROFOAS sugiere llevar a cabo un tratamiento biológico en primavera y otro químico/orgánico en otoño.

Este pasado mes de agosto se realizó en Asturias un tratamiento con el EPIK en 130 ha, una vez más en presencia de los propietarios.

ÉXITO DE LAS ACCIONES REALIZADAS POR GOSSGE

El Grupo Operativo Supra-autonómico de Sanidad sobre Gonipterus en Eucalipto (GOSSGE) ha concluido sus actuaciones planificadas para 2020 de prospección y seguimiento de la plaga, control biológico y control con materias fitosanitarias de origen natural, así como acciones de transferencia tecnológica con formación a técnicos y propietarios forestales en Cantabria, Asturias y Galicia.

Los protocolos de actuación y de seguimiento para selvicultores sirven para unificar criterios, tanto en prospecciones como en evaluación de daños, y así poder seguir una actuación común y obtener datos homogéneos.

La formación de selvicultores y propietarios permite la detección temprana de la plaga, aportar prospecciones del estado de la plaga y aplicar soluciones rápidas.

Integran GOSSGE:

  • ASPAPEL (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón), COSE (Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España), ASEFOGA (Asociación Sectorial Forestal Galega), CETEMAS (Centro Tecnológico y Forestal de la Madera), ENCE, ADRA INGENIERÍA Y GESTIÓN DEL MEDIO SLP y GALCA SL como beneficiarios.
  • AGRÍCOLAS INGENIEROS PRAVIA CB, UNIVERSIDAD POLITÉCNICA DE MADRID (Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural – Departamento de Ingeniería y Gestión Forestal y Ambiental) e IeI (Información e Imagen, Análisis de Medios SL) como subcontratados.
  • XUNTA DE GALICIA (Consellería do Medio Rural – Dirección General de Ordenación Forestal), PRINCIPADO DE ASTURIAS (Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales – Dirección General de Desarrollo Rural y Agroalimentación), GOBIERNO DE CANTABRIA (Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación – Dirección General del Medio Natural) como colaboradores.

El proyecto GOSSGE está enmarcado dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural y cuenta con la financiación del FEADER (80%) y la Administración General del Estado (20%), tiene una duración de dos años y un presupuesto total de 581.157,08 €.