CONFEMADERA participa en el proyecto europeo ECOVARN

El objetivo es desarrollar un barniz en base agua a partir de fuentes renovables para aplicación industrial.

La Confederación Española de Empresarios de la Madera (CONFEMADERA) participa en ECOVARN, un proyecto europeo iniciado en mayo de 2010 englobado dentro de la categoría Research for SME Associations en el que tres asociaciones de fabricantes de madera (CONFEMADERA, WIC y PASSYVEX), tres PYMES (Rheines, ICSAM y Stilles) y tres centros tecnológicos europeos (Inspiralia, WKI Fraunhofer y el Instituto Tecnológico de Aragón), actúan de forma coordinada para dotar de herramientas competitivas a la industria de la madera.

La importancia estratégica del proyecto ha sido reconocida por la Comisión Europea que ha asignado un presupuesto de 2.000.000 de € para su ejecución.

CONFEMADERA, en representación de sus 30 asociaciones miembro, lidera este proyecto en colaboración con WIC y PASSYVEX asociaciones eslovena y chipriota de fabricantes de muebles. En estos momentos se está diseñando la estrategia de explotación de los resultados del proyecto y las tres asociaciones colaboran en la definición de conceptos de mercadotecnia que sirvan de refuerzo y argumento de venta a sus asociados.

ECOVARN, cuyo objetivo es desarrollar un barniz base agua de altas prestaciones a partir de fuentes renovables para aplicación industrial, ha superado el ecuador del proyecto y se aproxima a su segunda revisión tras haber superado de forma favorable la primera.

El proyecto toma como punto de partida las materias primas vegetales elaboradas por Rheines bioester. La investigación de nuevas vías de síntesis para la fabricación de polioles a partir de materias primas vegetales ha sido realizada por el Centro Tecnológico Inspiralia. Inspiralia ha generado una nueva familia de polioles a partir de materias primas renovables para la síntesis de una nueva gama de barnices de poliuretano base agua. El desarrollo de barnices de poliuretano en base agua ha sido ejecutado por el instituto alemán WKI FHG. La estructura de estos nuevos barnices, que se encuentran en fase de patente, permite la inclusión de forma económica y eficiente de segmentos funcionales de distinta naturaleza que refuerzan las propiedades del barniz y estabilizan el comportamiento de los derivados naturales durante posteriores etapas de funcionalización y síntesis.

Durante la investigación realizada, la estrecha colaboración entre los diferentes socios del proyecto ha sido necesaria para definir resinas que se adapten a las necesidades de la PYME europea. Los resultados del proyecto se destinan a los fabricantes de muebles de madera, un grupo heterogéneo que requiere una tecnología flexible y eficiente para su aplicación. El sector de fabricantes de muebles ha sido representado por tres asociaciones europeas de fabricantes de muebles y una PYME eslovena Stilles, especializada en mobiliario.

Los barnices desarrollados han sido formulados con éxito para reforzar sus propiedades mecánicas, proteger a los muebles frente a la suciedad la humedad y los agentes externos. La empresa fabricantes de barnices ICSAM colabora junto con el Centro Tecnológico Inspiralia en el uso de nano aditivos para la mejora de las prestaciones de las resinas sintetizadas.

Las formulaciones resultantes están siendo evaluadas en la actualidad por el Instituto Tecnológico de Aragón para su posterior optimización. Las asociaciones involucradas en el proyecto CONFEMADERA, WIC y PASSYVEX esperan poder transferir la tecnología desarrollada el segundo semestre de 2013.