viernes , 19 de julio de 2019

Es necesario tomar unas ciertas prevenciones que protejan tanto nuestra salud como el entorno.


Tanto si trabajamos la madera a un nivel profesional, como si lo hacemos de forma amateur en nuestra casa, es necesario tomar unas ciertas prevenciones que protejan tanto nuestra salud como el entorno, especialmente si manejamos sustancias peligrosas.

Cuando manipulamos la madera a menudo recurrimos al uso de químicos que nos permiten tratarla adecuadamente. Para poder recurrir a estos productos de forma segura, es preciso tomar algunas precauciones, como revisar la ventilación del espacio dónde trabajamos o adquirir armarios para sustancias peligrosas. En este artículo veremos algunos consejos para poder trabajar la manera de forma segura y sin ponernos en riesgo.

REVISAR LOS PRODUCTOS QUIMICOS QUE NECESITAMOS

Es importante saber con qué tipo de substancias estamos en contacto. Para ello, basta con revisar su etiqueta y echarle un ojo a sus componentes. Algunos de ellos pueden ser especialmente corrosivos o inflamables y, por lo tanto, no pueden tener un contacto directo con nuestra piel. Seguir las instrucciones de uso que indica el fabricante es el primer paso que tenemos que seguir. También es importante revisar que ninguno de los componentes del producto nos produce alergia.

PROTEGER NUESTRAS VIAS RESPIRATORIAS

Mantener a salvo nuestro cuerpo es fundamental para evitar lesiones. Muchas de ellas se ocasionan al respirar las substancias emitidas por los aerosoles. En el mercado existen mascarillas que pueden proteger nuestra boca y nuestras fosas nasales. Dependiendo de la operación, puede ser también necesaria la protección de los ojos ya que, de lo contrario, podríamos irritarlos.

GUARDAR LOS PRODUCTOS EN UN ESPACIO ADECUADO

Muchas veces pensamos que las precauciones terminan cuando no empleamos los productos. Sin embargo, hay medidas que debemos tomar una vez hayamos acabado con el tratamiento. Almacenar cada artículo de forma adecuada es fundamental para evitar fugas de substancias peligrosas. En caso de manipular productos especialmente dañinos de forma profesional, es necesario el uso de armarios para substancias peligrosas. Actualmente es posible adquirir en el mercado distintos modelos, muchos de ellos incluyen sistemas de seguridad para impedir que niños o desconocidos accedan a su contenido.

MANTENER UNA BUENA VENTILACION

Se trata de uno de los principales pasos que se deben tomar al trabajar con productos fuertes. Lo ideal es tener un almacén semiabierto en el que podamos regular sin problema la ventilación. En la industria se recurre también a sofisticados sistemas de ventilación. Asimismo, debemos recordar que no podemos estar expuestos durante largos periodos de tiempo a estas substancias, ya que de lo contrario, podríamos poner en peligro nuestro cuerpo.

ESTAR ATENTOS A NUESTRAS CAPACIDADES

Durante todo el proceso es necesario estar pendientes de nuestros sentidos. Nuestro cuerpo nos alerta cuando algo va mal, por lo que, si notamos picor, escozor o calor en alguna parte, debemos parar de inmediato la actividad y acudir a un profesional médico.

Además de estas básicas recomendaciones, si trabajamos de manera profesional con la madera debemos conocer a la perfección el plan de prevención de riesgos laborales. Cualquier negligencia puede traer graves consecuencias no solo para el trabajador en cuestión, sino también para sus compañeros y compañeras.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.