Consejos y cuidados para maderas de exterior

Con los productos de LYSSOLEN.

La madera expuesta al exterior, tanto si forma parte de un mueble como de un suelo o cualquier otro producto, es necesario cuidarla concienzudamente para aumentar su durabilidad natural. LYSSOLEN te da consejos para cuidar y preservar esos productos de madera que están expuestos al exterior y, por lo tanto, a cambios en el clima más bruscos, rayos de sol en ocasiones directos, humedad y cambios de temperatura acentuados.

Es muy importante saber que la madera es un material noble, natural, que proviene directamente de la naturaleza, y que por ello garantiza por sí misma una gran durabilidad (existen en pie edificios de madera con miles de años de servicio) pero requiere mimos y cuidados para mantener su belleza y prestaciones, lo cual no significa que sea delicado o débil, sino todo lo contrario.

El mantenimiento y cuidado de la madera y productos de madera es una de sus mayores ventajas ya que, mientras otros materiales cuando se deterioran hay que tirarlos y sustituirlos por otro nuevo (con lo que ello supone de perjuicio al medio ambiente), la madera ofrece la posibilidad de que con unos mínimos cuidados podamos recuperarla, dejándola como nueva.

Para asegurar la máxima duración de la madera expuesta a exterior, LYSSOLEN te da los siguientes consejos y recomendaciones:

  • Tratar la madera ya al principio de la instalación, de este modo la vida del pavimento se alargará, así como la frecuencia de su mantenimiento.
  • Colocar felpudos en “zonas de sobrepaso” para evitar arrastrar suciedad a la madera.
  • Utilizar protectores de fieltro en aquellos objetos que se apoyan directamente sobre la madera y evitar colocar macetas y plantas directamente en el suelo.
  • Recoger rápidamente los derrames de líquido y limpiarlos con LYSSOLEN 15.
  • Utilizar productos recomendados por especialistas de la madera.

Consejos para la limpieza cotidiana del suelo de madera:

  1. Pasar habitualmente un aspirador o una mopa.
  2. Fregar con agua y el limpiador LYSSOLEN 15 en la proporción que le indique el producto. Para manchas persistentes, aplicar directamente el producto sin agua.
  3. Utilizar una máquina pulidora excéntrica para mayor limpieza o renovación del aspecto del suelo.

LYSSOLEN 15 incorpora en su formulación materias primas emulgentes y tensoactivas, por lo que es indicado para eliminar la suciedad. Es un producto especialmente formulado para las maderas aceitadas.

La renovación y protección de las superficies de madera al exterior se llevará a cabo al principio de la temporada de uso de las terrazas y al acabar la misma, para protegerlas del invierno.

  1. Realizar una limpieza previa con el limpiador LYSSOLEN 15.
  2. Aplicar una capa de Aceite protector ACELYSS 30 como indica el fabricante. Aplicar una segunda capa si fuera necesario.
  3. Dejar secar y pulir con la máquina excéntrica pulidora con una mopa.

ACELYSS 30 reestablece el equilibrio natural de los aceites de la madera y protege a ésta frente a las agresiones externas, el agua y la suciedad.

El pavimento de madera agradece el buen uso y cuidado, comportándose y envejeciendo de forma noble. Además, es el único pavimento que recupera toda la belleza y esplendor de nuevo, simplemente con un suave pulido y protección con aceite cada vez que sea necesario.