“El Grupo IVM apuesta por la innovación sostenible y la reducción de la huella de carbono”

Guillermo Llinares, Director General de Industrias Químicas IVM.

Fruto de un proyecto europeo culminado con éxito, IVM Group se posiciona como una de las empresas líderes en el mercado europeo gracias a su nueva planta productiva de resinas UV Bio a partir de materias primas renovables y el desarrollo de productos de Poliuretano Bio. Esta innovación en los recubrimientos para madera está generando mucho interés en numerosas empresas que quieren, poco a poco, reducir su huella de carbono y lanzar al mercado productos más sostenibles. Los acabados son una parte fundamental de esos nuevos productos.

“Esta línea de productos marcará nuestra forma de fabricar en los próximos años, porque la ventaja de los productos Bio respecto a los recubrimientos en base agua, la otra vertiente ecológica en la actualidad, es que con los primeros el industrial no pierde propiedades físico-químicas -explica Guillermo Llinares, Director General de Industrias Químicas IVM-. Un producto al agua puede ser más sostenible, pero en según qué soluciones pierde propiedades respecto a un producto en base solvente. Un producto Bio se asemeja o incluso supera las prestaciones de un producto convencional al disolvente. El Grupo IVM apuesta por la innovación sostenible y la reducción de la huella de carbono”.

¿Por qué debería probar un industrial de la madera o el mueble los productos Bio de Industrias Químicas IVM?

Un cliente industrial no pierde productividad, no pierde rapidez en el proceso de aplicación y no pierde propiedades en los acabados, pero sí que está reduciendo su huella de carbono y está empleando recubrimientos más sostenibles para fabricar su producto.

¿Son los productos Bio una base de futuro en la gama de producto de IVM?

Esta es una de las líneas de futuro de la compañía, en cuyo desarrollo está invirtiendo mucho y desde que la hemos lanzado hemos recibido consultas y peticiones de colaboración por parte de muchos clientes. 

Estamos construyendo una completa gama de productos Bio y fortaleciéndolos con los correspondientes certificados. Es un proceso lento pero firme, y es que prácticamente cada país europeo tiene su reglamentación ambiental (Applus en Francia, Angel Azul en Alemania, Ecolabel en España, etc.) esta realidad nos obliga a certificar en cada país en base a su propia norma.

¿Está muy introducida esta nueva familia de productos de IVM en España?

Poco a poco la estamos introduciendo en destacados industriales de la madera y el mueble. Para conocerla a fondo, anunciamos que la línea Bio de IVM será protagonista en la próxima edición de Maderalia, de 29 de marzo a 1 de abril de 2022.

¿Cómo está respondiendo Industrias Químicas IVM a la creciente demanda de madera en la edificación y en la rehabilitación?

IVM Group acompaña al mercado en su progresivo interés por construir con madera. La presencia de la madera en obra nueva y rehabilitación es mucho menor en España que en otros países de Europa; existe menos industria propia y persiste un freno cultural que juega en contra de la madera y a favor de otros materiales como el aluminio, el pvc, vinilos y laminados, melaminas, etc.

Sin embargo hay muchísimo por crecer, y lo importante es hacer las cosas bien, para preservar y aumentar un mercado que ha quedado muy reducido, en gran medida por mala praxis en el pasado en la prescripción, el diseño y la ejecución de muchas obras.

IVM Group ha puesto en marcha una nueva planta productiva de resinas UV Bio a partir de materias primas renovables y el desarrollo de productos de Poliuretano Bio.

¿Se puede batir a la melamina como reina de las superficies en el interior?

La madera maciza y la chapa natural de madera han registrado una fuerte tendencia que se registra a favor de los materiales sostenibles y naturales en pavimentos, revestimientos, mobiliario… Hace muchos meses que el sector no disfruta de un Salone como es deseable en Milán, y es allí donde sin duda la madera estaba llamada a marcar una tendencia importante en el mobiliario y la decoración.

La melamina se ha impuesto en el mercado español por su bajo coste y la velocidad de los procesos de fabricación de los productos. Con todo, observamos que la proyección de las chapas naturales en el mobiliario de interiores, marcando a fondo sus características, con acabados que protegen la madera pero sin plastificarla, mostrando al cien por cien su aspecto real y natural, con poros muy abiertos, superficies erosionadas, acabadas con barniz transparente o tintes muy suaves, para distinguirlas de las melaminas. La madera sigue teniendo un prestigio que la melamina todavía no ha alcanzado.

¿Cómo se observa la evolución del mercado, desde Industrias Químicas IVM?

El sector está creciendo. Raro será el caso de la empresa que en 2021 no crezca al menos un 10% respecto al año pasado.

Incluso los proyectos contract están volviendo. El turismo se ha visto frenado por la pandemia, pero no ha desaparecido. Ni va a desaparecer. Cuando la gente tenga más seguridad para viajar, sin duda lo hará y eso hará que los proyectos contract aumenten de nuevo.

¿Está suponiendo un freno importante a esta realidad el déficit de materias primas y los problemas de suministro de materias primas y productos a los clientes?

Somos un gran grupo y tenemos firmados acuerdos con proveedores potentes. Con dificultad, como todos, pero tenemos garantizado el suministro de materias primas. Nuestros clientes están pasando una situación parecida, pero todos saldremos poco a poco de esta coyuntura conforme la situación se vaya regularizando.

¿Qué líneas de investigación o de apertura de nuevos mercados planea actualmente la compañía?

No es momento para acometer grandes proyectos, como abrir nuevos mercados o abrir otros canales de venta; la prioridad ahora mismo es dar servicio a nuestros clientes.

Tenemos en cartera cosas muy interesantes, incluso para el corto plazo, pero actualmente se ha ralentizado todo, y nuestro objetivo es suministrar a nuestro cliente lo que necesita, en el menor tiempo posible.