“La madera está de moda”

José Luis Rivero, responsable de ventas de SIKKENS Wood Finishes en el sur de Europa.

José Luis Rivero, responsable de ventas de SIKKENS Wood Finishes en el sur de Europa se muestra optimista en el presente y también ante el futuro inmediato porque, asegura, “la madera está de moda”.

En efecto, la madera es valorada y avalada por la Comisión Europea como un material sostenible, de futuro, y es demandada progresivamente por los arquitectos, que aprecian en este material sus prestaciones técnicas y estéticas.

“De una forma u otra, la pandemia y los problemas que conlleva se tienen que resolver. Creo que muy pronto alcanzaremos niveles de mercado de pre pandemia”, augura el experto en recubrimientos para madera de AKZONOBEL.

SIKKENS, AL ALCANCE DE TODOS

SIKKENS es sinónimo de proyectos grandes, complejos, exigentes. Pero también de carpinterías y ebanisterías que apuestan por la calidad.

Arquitecto, fabricante o aplicador; todos tienen acceso y respuesta de la prestigiosa marca alemana, desde su departamento de consultoría, “porque hoy se ofrece, además de una solución y una serie de productos, un servicio de asesoramiento y postventa, encaminados al éxito de un proceso productivo, una intervención en obra y también la venta al detalle”.

Hoy en España, una selección de los mejores distribuidores de barnices y pinturas, conconocimiento técnico y capacidad logística, ofrecen al profesional de la carpintería industrializada, la construcción con madera y el mobiliario de madera, soluciones óptimas con productos y sistemas de aplicación idóneos para cada proyecto, por complejo que éste sea. Asesorando de forma eficiente y rápida al cliente. Capacitados para realizar ajustes de color y pequeñas aditivaciones. Una red que se va ampliando y perfeccionando cada año, con información actualizada al día y el soporte cercano y eficaz de la propia fábrica que la multinacional posee en la Zona Franca de Barcelona. “Hoy cada distribuidor es una prolongación de AKZONOBEL”, asegura José Luis Rivero.

“Hoy cada distribuidor es una prolongación de AKZONOBEL”, asegura José Luis Rivero.

EL FOCO EN LA DURABILIDAD

En este escenario, SIKKENS apuesta fuerte por afianzar y alargar la durabilidad de sus barnices, lasures y aceites, también para la madera expuesta al exterior.

También en desarrollar mejoras en todas sus referencias, para potenciar las prestaciones inherentes a la madera. Por ejemplo, con sistemas ignífugos que aportan un valor añadido al material, y hacen que cumpla las certificaciones para la edificación y la rehabilitación más rigurosas y exigentes.

“Hemos de aprovechar que al fin la madera es considerada como el material idóneo para construir -reclama José Luis Rivero- Nunca hemos tenido el viento tan a favor como ahora”.

Y además, en reducir al máximo las emisiones de COVs (compuestos orgánicos volátiles), hasta alcanzar el “Carbon Free”, y eliminando en la composición todo tipo de metales pesados, incorporando sistemas que minimicen el impacto ambiental.

En AKZONOBEL se desarrolla de forma continua la más alta tecnología para contribuir con los recubrimientos a que la madera sea, efectivamente, el mejor material para construir en el siglo que está en curso.

COLORES, BRILLOS, EFECTOS

El prescriptor pide madera, por sus ventajas ambientales, pero también por el abanico de posibilidades que le brinda para diseñar y crear.

A la más amplia carta de colores del mercado se suman en SIKKENS todos los grados de brillo deseados y la posibilidad de alcanzar efectos impresionantes. También sobre la madera y el tablero. “La madera es un material que nos permite decorarlo, y además re decorarlo. Cuantas veces deseemos, y sin perder un ápice sus prestaciones de resistencia, durabilidad y belleza”, defiende José Luis Rivero.

Como es sabido, los tonos naturales mandan en la actualidad en el panorama del diseño y la decoración. Si bien SIKKENS aporta el valor añadido de la durabilidad, que hasta ahora constituía cierto freno a la hora de seleccionar la madera en los proyectos de exterior.

MANTENIMIENTO

Está llegando la hora en que los perfiles y revestimientos de PVC están reclamando mantenimiento, y los aluminio claman ser restituidos para tratar de acercarse, de lejos, a las exigencias de eficiencia energética que a partir de ahora se espera de las obras nuevas y rehabilitadas.

“La madera es un material más en el mercado, que se ha desarrollado técnicamente como ninguno -reivindica el responsable de ventas de SIKKENS Wood Finishes en el sur de Europa-. Más que un mantenimiento, lo que requiere la madera es una limpieza regular, como la que sí hacemos, sin escandalizarnos, sobre elementos metálicos, cerámicos o plásticos”.

Arquitectos, fabricantes e instaladores están viendo y disfrutando del enorme progreso técnico que ha experimentado la madera en los últimos treinta años. “Mientras hierro, hormigón, aluminio o PVC se oxidan, fisuran o colapsan, o amarillean, la madera se puede restaurar con facilidad e incluso rediseñar si deseamos dar un cambio al ambiente”, observa José Luis Rivero.

SIKKENS ofrece a sus clientes su garantía “Extra Life”; hasta 12 años sin mantenimiento en sistemas de recubrimiento para ventana y hasta 5 años en fachada. “Hoy en día, si se realiza un buen diseño constructivo, se elige la madera correcta y se aplica el recubrimiento adecuado a cada situación, podemos disfrutar de la madera expuesta al exterior durante muchísimos años”.

SIKKENS es miembro fundador de ASOMA, la Asociación Española de Fabricantes de Ventanas de Madera. “Si no existiera ASOMA, habría que crearla inmediatamente -concluye José Luis Rivero-. La madera muestra en los cerramientos el máximo de sus propiedades y ventajas. Bien mecanizada y correctamente acabada, es con diferencia el mejor material que existe para hacer carpintería exterior. Técnica y estéticamente”.