ANIP se da de alta como generador y gestor de residuos

La Asociación Navarra de Industriales del Parquet es la primera patronal de la Comunidad Foral que cumple de forma colectiva la normativa vigente sobre gestión de residuos peligrosos.

Sobre la base de tres Asociados que ya estaban reconocidos como pequeños productores de residuos, ANIP -Asociación Navarra de Industriales de Parquet- se ha dado de alta como gestor de residuos y es la primera agrupación empresarial que obtiene esta licencia en la Comunidad Foral.

 

«Esta decisión ha implicado para nosotros salir del núcleo urbano, suscribir un seguro de responsabilidad civil para accidentes o derrames y acondicionar el local para poder almacenar los residuos, los cuales por supuesto también quedan limitados hasta la cantidad que marca la ley».

 

El objetivo prioritario de ANIP es incorporar nuevos miembros a la Asociación. Para ello, la junta directiva ha decidido suprimir la cuota de entrada durante el presente ejercicio, para facilitar que autónomos y pequeñas empresas se asocien. «Ser reconocidos como gestores responsables de nuestros residuos también puede estimular a almacenistas e instaladores a sumarse a la Asociación.

 

También estamos tramitando la creación de una tarjeta de abono para que los Asociados se beneficien de precios ventajosos en las gasolineras, y que el Ayuntamiento de Pamplona nos exima de pagar el parking en la zona azul en el casco urbano, sin necesidad de mover el vehículo durante las horas de trabajo. «Somos instaladores de parquet, y actuamos principalmente en los núcleos urbanos, agradecemos que nos ayuden en dos variables esenciales de nuestro día a día como son el combustible y el aparcamiento -explica Patxi Ayúcar, Presidente de ANIP-.

 

Para organizar todo esto hemos asignado a nuestros Asociados un carnet de instalador que acredita y respalda su actividad y hemos contratado una asesora, Mari Carmen Alvarez, quien coordina y controla que todo funcione con normalidad».

 

Como mejorar y profesionalizar los servicios comporta mayores gastos, ANIP se preocupa por que los precios caminen de forma acorde a la realidad y la lógica. «Queremos intentar que todas las firmas navarras que han sido y son referencia en el sector del parquet lo sigan siendo en el futuro, luchando contra los materiales alternativos y el intrusismo profesional que han desprestigiado nuestra profesión -concluye Patxi Ayúcar-.

 

Que el parquetista no termine como el escayolista cuando apareció el pladur. Que se valore la calidad de producto e instalación de un suelo de madera. Para empezar, lo primero es inspirar confianza y ofrecer una garantía al cliente, y que valore en su justa medida que ha optado por un pavimento de calidad».