viernes , 25 de mayo de 2018

Javier Macicior, Director General de KRONOSPAN España.


KRONOSPAN España vivió la semana pasada en el Forum de Burgos su cuarto gran evento ibérico. Doscientos cincuenta clientes y proveedores asistieron durante tres días a la presentación en la Península del Catálogo KRONODESIGN, con la nueva colección mundial de KRONOSPAN 2018-2022, lanzada al mercado es pasado mes de octubre, en Nicosia (Chipre).

Como segundo plato del menú preparado por la filial del gigante austriaco, se visitó la fábrica de Burgos, la fábrica de tablero más grande de la Península Ibérica, donde KRONOSPAN ha llevado a cabo una importante inversión.

“Tenéis en nosotros una gran compañía en la que podéis confiar”, declamó en la presentación del evento Carlos Navarro, Director Comercial de KRONOSPAN España.

 

La clave del éxito de KRONOSPAN es dar un muy buen servicio, con productos de la más alta calidad, bien diseñados y con el precio más competitivo.

 

OBJETIVO: MEJORAR EL SERVICIO

La clave del éxito de KRONOSPAN es dar un muy buen servicio, con productos de la más alta calidad, bien diseñados y con el precio más competitivo.

“La filosofía de producción de KRONOSPAN se cimenta en el ahorro de costes –expresó en su discurso de bienvenida Javier Macicior, Director General de KRONOSPAN España-. Y lo consigue en el mundo entero, gracias a su formidable know-how, fruto de su experiencia en 43 fábricas”.

La calidad, obviamente, también es fundamental. Todos los tableros fabricados en Burgos son canteados por sus cuatro lados. Con el porcentaje de sílice más bajo, son los menos abrasivos del mercado. Y exhiben un espléndido acabado superficial.

 

La línea de aplicación de la melamina en el tablero mide casi 200 metros y está preparada para poder hacer alrededor de 1,5M m2 mensuales.

 

“Mejorar el servicio es nuestro principal caballo de batalla para 2018 –asumió el Director General de KRONOSPAN España-. Sabemos que necesitamos mejorar el servicio”. Javier Macicior pidió a los asistentes al evento su confianza, y que vean en KRONOSPAN España su “proveedor fundamental”.

“Sin hacer la competencia a nuestros clientes –remarcó-. La venta de Puertas DIMARA es la mejor demostración de ello. Vendemos lotes grandes, camiones completos, con unas condiciones de cobro estrictas, que nos limitan a la hora de trabajar con clientes pequeños. Necesitamos y buscamos clientes grandes, capaces de comprar grandes cantidades de un mismo formato o que sean capaces de adaptarse a nuestros formatos estándar”.

KRONOSPAN quiere clientes ambiciosos, “que quieran crecer con nosotros”, concluyó Javier Macicior. “Vamos a seguir invirtiendo y creciendo en el mercado español. Ya tenemos el mejor producto del mercado; con vuestra ayuda, seremos más competitivos y ofreceremos el mejor servicio”.

KRONOSPAN EN ESPAÑA

KRONOSPAN desembarca en España en Septiembre de 2012, adquiriendo el grupo burgalés INTERBON, que había entrado en concurso y liquidación un año antes.

Conforman KRONOSPAN en España 2 fábricas: La fábrica de tablero aglomerado y melamina de Burgos, del año 1966, que tras una inversión de 130 millones de euros en los últimos dos años es hoy la fábrica más grande de la Península, con maquinaria de producción de tablero y melamina de última generación, y la fábrica de tablero MDF de Salas de los Infantes, que arrancó en el año 2008 y en la que KRONOSPAN ha invertido otros 20M €, duplicando su capacidad, convirtiéndola igualmente en la más grande de este tipo de tablero de la Península.

 

 

KRONOSPAN España cerró 2017 con 158 millones de euros de facturación (83 M en Burgos y 75 M en Salas) y el presupuesto para 2018 alcanza los 220 millones de euros (138 M en Burgos y 82 M en Salas). “Crecer más de un 30% es posible al haber duplicado nuestra capacidad productiva –comenta Carlos Navarro-. De Castañares tenemos que expedir 65 camiones de tablero al día, la mitad de ellos recubiertos, y de Salas 45 camiones diarios”.

 

El 80% de la madera que utiliza la fábrica de KRONOSPAN en Burgos es reciclada.

 

Las fábricas de KRONOSPAN España trabajan a 5 turnos para estar operativos los 365 días del año. “El objetivo es hacer un tablero de la más alta calidad con los costes más competitivos del mercado –concreta el Director Comercial de la empresa-. Queremos crecer en nuestro mercado local, España y Portugal, pasando de un 20 a un 30% de cuota de mercado y tenemos que seguir afianzando nuestros mercados de exportación. Nuestros tableros viajan a más de 20 Países, del Norte de África, Marruecos, Argelia, Túnez y Egipto, Sudáfrica, Oriente Próximo, Israel, Líbano, Jordania, Oriente Medio, Emiratos Árabes, Arabia, Irán, América, República Dominicana, Méjico, USA y por supuesto Europa, Francia, Italia, Bélgica, Holanda, Inglaterra, Irlanda, Malta, Chipre. En este incremento de capacidad, el 50% de nuestra producción ha de salir fuera de la Península”. 

Las dos fábricas de KRONOSPAN en España, las dos más meridionales de Europa,  son estratégicas para expandir la marca por el Norte de África. “Estamos a 1-2 días en barco desde Gandía a Marruecos, Túnez y Argelia, nuestros principales mercados emergentes, y también para saltar a Hispano América en contenedores con nuestros productos”.

KRONOSPAN

KRONOSPAN es el mayor fabricante de tableros aglomerados de madera del mundo. En 2017 invirtió más de 1.000 millones de euros en nuevas instalaciones y fabricó 24,5 millones de m3 de tablero. También es el mayor fabricante de suelos laminados del mundo, con una producción de 250 millones de m2 al año.

 

La filosofía de producción de KRONOSPAN se cimenta en el ahorro de costes.

 

Empresa familiar con 120 años de historia, nació en Austria en 1897 en una serrería, como la mayoría de grupos madereros de Europa. A finales de los 50 arranca su primera fábrica de tablero aglomerado, a base de los subproductos de madera. La quinta generación está totalmente integrada en el negocio.

KRONOSPAN cuenta con 14.500 trabajadores en 43 fábricas, 40 en Europa, 2 en Estados Unidos y 1 en China. Su crecimiento no se detiene; el Grupo está invirtiendo 1.000 millones de euros anuales en la modernización y ampliación de sus fábricas, en la construcción de nuevas (2 nuevos proyectos en Rusia, que se suman a las 3 fábricas ya existentes) y en la adquisición de fábricas ya existentes, como ocurrió en el caso de KRONOSPAN España.

KRONOSPAN está integrado verticalmente en la cadena de valor de la madera, desde el monte con equipos propios de aprovechamiento forestal, serrerías para la producción de sus embalajes, pasando por fábricas propias de resinas y colas para la fabricación de los tableros e incluso produciendo el papel base para los recubrimientos. Produce tableros aglomerados de partículas (PB), de fibras (MDF) y estructurales (OSB), estándar pero también resistentes a la humedad (MR) y al fuego (FR), para el mundo de la construcción. Sus tableros recubiertos sirven para fabricar muebles, puertas, revestir paredes y producir suelos laminados.

Es un “gigante” de la madera pero también un gigante logístico para transportar sus productos a más de 90 Países. Dispone de 3 terminales portuarias en Polonia, Rumanía y España (Gandía) e incluso 4 barcos. Más de 500 camiones, 2 terminales de contenedores, y más de 700 vagones de tren… “cerrar la cadena logística es clave para reducir nuestros costes”, concluyó Carlos Navarro.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *