BAUKING LORUP ya cuenta con nave autoportante de OHRA

Los clientes pueden encontrar ahora cualquier artículo de madera de forma centralizada en un solo lugar.

En el marco de la fusión de dos de sus sedes, BAUKING también reorganizó el almacenamiento de sus productos de madera en su sede de Lorup. En una nueva nave autoportante compuesta por estanterías cantiléver de OHRA, los clientes del distribuidor de materiales de construcción pueden encontrar ahora cualquier artículo de madera de forma centralizada en un solo lugar. El sistema de estanterías también ofrece una capacidad de almacenamiento significativamente mayor, de modo que BAUKING también puede almacenar un mayor número de artículos diferentes. Para drenar con seguridad la zona de almacenamiento exterior, el forjado sobre el que se asienta la nave tiene una pendiente del 0,7% en dos direcciones. OHRA compensó los desniveles mediante la suspensión de los brazos cantiléver en una estrecha matriz del tramado y una estructura especial de techo flexible.

Antes de la reorganización de la zona de almacenamiento, los productos de madera de Lorup se almacenaban en distintas zonas de la sede, parte en la nave principal y parte sin protección contra la intemperie en el exterior. La longitud de las vigas y listones almacenados era limitada debido al espacio de almacenamiento. La capacidad de almacenamiento estaba casi agotada.

Para ofrecer a sus clientes una mejor visión de conjunto y un acceso más rápido a los artículos de madera, BAUKING decidió almacenar de forma centralizada todos los artículos de madera en la nueva nave autoportante. Una nave autoportante de este tipo, en la que las estanterías actúan como estructura de carga para el techo y las paredes, es mucho más flexible y rentable que un almacén clásico. BAUKING ha proyectado una nave formada por tres lineales de estanterías cantiléver de unos 20 metros de longitud cada una. Las estanterías cantiléver, de más de 7,8 metros de altura, cuentan con siete niveles de almacenamiento.

ESTRUCTURA DE TECHO FLEXIBLE

Los lineales de estanterías están alineados a lo largo de una dirección con pendiente. Las estanterías pueden compensar con facilidad la diferencia de altura de unos 14 centímetros a lo largo de las mismas, ya que los brazos cantiléver de las estanterías OHRA están suspendidos de forma adaptable en una estrecha matriz de agujeros. Para compensar la segunda pendiente en sentido transversal a las filas de estanterías en la estructura de techo, OHRA realizó una cumbrera de diseño variable. Los brazos del techo de las filas de estanterías no están conectados entre sí, sino que queda un «hueco» de unos 10 centímetros entre ellos. Se cubre con una tapa de cumbrera flexible para que el interior de la nave permanezca seco. Esta solución de cumbrera no solo compensa la diferencia de altura entre las filas de estanterías, sino que también garantiza que las vibraciones y tensiones que se producen durante el almacenamiento, por ejemplo, no se transfieran de una fila de estanterías a la otra. De este modo, la estructura de techo queda protegida de los daños en la cubierta.

La nueva nave autoportante para artículos de madera permite un proceso logístico mucho más eficiente en la planta de BAUKING en Lorup. Los clientes pueden acceder a una gama más amplia de productos; es decir, ahora se pueden almacenar sin problemas artículos de hasta 13 metros de longitud. Gracias al almacenamiento centralizado de todos los artículos de madera en un sistema de estanterías cantiléver, los clientes reciben la mercancía deseada en menos tiempo.