miércoles , 19 de diciembre de 2018

Ofrece a funerarios y aseguradoras gran variedad de modelos y colores.


En su fábrica de 17.000 metros cuadrados en Xátiva (Valencia), la cooperativa DIVINA AURORA fabrica 53.000 ataúdes anuales (más de 200 modelos y 50 colores distintos) con un centenar de operarios y tecnología puntera en su segmento. El cliente demanda lotes pequeños y variedad de producto, lo que ha llevado a esta prestigiosa empresa a flexibilizar su planta de producción.

 

Junto a formidables áreas de aprovisionamiento, mecanizado, lijado, acabado, montaje y expedición, no faltan en DIVINA AURORA las áreas de cincado y fabricación de caja “elaborada”. Sorprende un espectacular túnel de barnizado, donde se aplican sobre el tablero acabados como el mallado o el efecto raíz, y donde el secado ultravioleta del barniz permite mantener una alta producción.

 

A continuación entrevistamos a Félix Pont, Presidente y Gerente de DIVINA AURORA desde hace 24 años; una empresa en la que lleva trabajando 39 años. Una persona exigente, extraordinariamente seria y amante de la cooperativa como fórmula empresarial. “Estoy convencido que en DIVINA AURORA tenemos el mejor equipo humano que existe en España”, afirma tajante.

 

¿Cuál es la filosofía de trabajo de Félix Pont, y de DIVINA AURORA?

 

En toda empresa hay que atender a tres factores principales: calidad, servicio y precio. Si de estos tres parámetros consigues mandar al menos en dos, serás un líder en el mercado. DIVINA AURORA es líder en calidad y servicio. En precio siempre hay alguien detrás que vende más barato que tú.

 

Intentamos que los funerarios y compañías de seguros estén muy contentos con nuestro trabajo, dándoles lo que ellos quieren. Hoy en día, una gama de modelos y colores variada. Ellos no desean tener mucho estocaje. Por lo tanto, les servimos exactamente cuando precisan el producto. Para ello, disponemos de una flota de camiones importante. Ahora viajan varios modelos distintos en un camión, mientras que antes se llenaba con un único modelo.

 

¿Cuáles son las bases del futuro de DIVINA AURORA?

 

De cara al futuro, DIVINA AURORA apuesta por desarrollar su gama de ataúdes ecológicos. Nuestra inversión constante en I+D, sin asumir riesgos financieros importantes, nos permite mirar adelante, frente a una competencia que mide principalmente el factor precio en su producto.


 

¿Qué diría Vd. que distingue a la fábrica de DIVINA AURORA?

 

En nuestra factoría de Xátiva, el control de los riesgos laborales es máximo. El trabajador ha de sentirse y estar seguro; así trabajará mejor y dará un mayor beneficio a la empresa.

 

En los últimos años, nos hemos visto obligados a flexibilizar la planta, ya que nuestros clientes demandan una mayor variedad de modelos y nos piden más lotes, aunque más pequeños. En su día iniciamos la modernización de la fábrica con centros de mecanizado a control numérico, con lo cual hemos logrado agilizar los pedidos y reducir los plazos de entrega al cliente. Conseguir esto conteniendo e incluso reduciendo los costes ha requerido un enorme esfuerzo.

 

Nos llama la atención que en su página web aluden a su vocación por contribuir a dignificar el sector funerario.

 

En efecto. Nosotros fabricamos el producto final de una persona: su ataúd. Este hecho nos resulta enormemente importante, y nos llena de responsabilidad. Por ello, siempre hemos hecho una caja seria; con líneas modernas pero siempre dentro de la seriedad. Porque el ataúd entra en escena en momentos muy íntimos, de familia. En DIVINA AURORA estamos convencidos que ha de predominar el respeto. El ataúd puede ser bonito, pero siempre dentro de la normalidad.

 

¿Qué opinión tiene Vd. sobre IBERATAUD, la Asociación Española de Fabricantes de Ataúdes de Madera y Derivados; que DIVINA AURORA ha impulsado desde su gestación en 2010?

 

Estoy muy contento porque hemos encontrado en FEIM personas serias y profesionales que tienen ganas de hacer las cosas bien, respaldadas por los fabricantes españoles de arcas fúnebres.

 

He constatado que, finalmente, quedamos en la Asociación aquellas empresas que verdaderamente apostamos por el producto fabricado en España. Hemos trabajado mucho en estos tres años, y ya recogemos frutos de ese esfuerzo: los clientes nos reconocen, valoran y aplauden la iniciativa de acompañar cada ataúd con una etiqueta identificativa de un producto “Made in Spain”, hemos colaborado en la modernización y actualización de la norma de fabricación de ataúdes, trabajamos juntos en la promoción y defensa del ataúd español, etc.

 

Sin duda, una de las iniciativas más relevantes ha sido la etiqueta de IBERATAUD, incorporada a cada caja…

 

Es la matrícula del ataúd; única y exclusiva. Que además certifica el origen, calidad y responsabilidad social y medioambiental del producto, garantizando que éste está hecho en España.

 

Los funerarios han captado la idea. Lo agradecen y valoran la seriedad del fabricante español. No nos hemos unido para crear un frente contra ellos sino, al contrario, para ser capaces de ofrecerles un producto y un servicio mejores. La etiqueta, por tanto, se ha convertido en un importante valor añadido para nuestro producto.

 

Pero el significado de la etiqueta de IBERATAUD es todavía mayor. Representa la unión de los fabricantes en torno a valores tan importantes como la calidad, el cumplimiento escrupuloso de las normas y de la legislación laboral, y finalmente una responsabilidad social de la cual estamos orgullosos y no nos queremos esconder.

 

Luchamos para que el ataúd español siga consumiéndose y, por tanto, fabricándose. Es muy sencillo: si consumimos productos españoles las fábricas podrán crecer, desarrollarse, competir y contratar más personal, y finalmente habrá más riqueza y menos paro.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.