Juan Barberán, CEO de CMB: “La pandemia ha generado una explosión de las compras por internet”

El embalaje ha mejorado y se ha hecho más protector.

“La pandemia ha generado una explosión de las compras por internet”, observa Juan Barberán, CEO de Construcciones Metálicas J.Barberán (CMB). Los transportistas que trasladan los productos ya no son los de las propias fábricas o distribuidores, con lo que el embalaje tiene que ser aún más seguro. El mensajero desconoce o no es consciente de la fragilidad del producto que porta. 

Entre los sistemas de embalaje que fabrica CMB, ¿cuáles son los más demandado actualmente por el mercado?

CMB fabrica líneas de embalaje en caliente y en frío. Ningún sistema es mejor que otro; cada producto requiere un tipo de embalaje. 

Lo normal es embalar con retráctil (polietileno reciclable) los productos que van a estar a la vista del público final. Al contraerse en un horno de calor, el conjunto queda muy agradable a la vista.

Los muebles que van directamente desde la fábrica a los hogares de los clientes se expiden con embalajes en frío, realizados con polietileno de burbuja o celaire, dependiendo del grado de protección requerido.

COOLPACK-150-TI de CMB:  Es una máquina que embala con la combinación de dos tipos de film de polietileno totalmente reciclables y ecológicos: polietileno del tipo burbuja y del tipo estirable.

El proceso del embalaje, ¿se incorpora progresivamente en las líneas de producción?

El embalaje está cada vez más presente, porque es más y más necesario. Yo diría esencial. 

Históricamente buscamos que nuestros nuevos modelos o las mejoras que introducimos en nuestra gama de maquinaria se incorporen fácilmente a las líneas de producción del cliente. 

Por ejemplo, cuando diseñamos el módulo de transporte integral para las máquinas de embalaje con corona giratoria, se pudo integrar en centenares de máquinas que ya estaban en el mercado.

CMB parte de una máquina sencilla para aquellos clientes que, por sus limitadas necesidades de producción, no requiere una máquina más compleja. No obstante, si esa empresa crece o prospera y solicita un grado de automatización mayor, podemos ayudarles acoplando módulos y opciones que hacen nuestras máquinas básicas más modernas y completas.

Evitamos así que el cliente pueda llegar a lamentar no haber adquirido originariamente una solución mayor, como sucede con las viviendas, los coches o los teléfonos móviles, por ejemplo.

¿Tiene CMB soluciones de embalaje para el fabricante que actualmente hace lotes uno?

Diseñamos y fabricamos máquinas para altas producciones, y también sistemas muy flexibles, idóneas para los industriales que hacen series cortas. Son máquinas que destacan por la rapidez y facilidad de preparación, que se adaptan de forma eficiente a los cambios de formatos y remesas a embalar. Hasta el lote uno.

Juan Barberán, CEO de Construcciones Metálicas J.Barberán (CMB).

¿Se adaptan bien vuestras máquinas a las industrias más automatizadas y digitalizadas?

CMB ha desarrollado máquinas de embalaje de muebles y elementos de carpintería donde es posible digitalizar absolutamente el proceso, integrándolo en una industria 4.0. Controlando la producción y el estado de la maquinaria desde la oficina técnica. Son compatibles con el software y con otras máquinas del cliente. Optimizando materiales y minimizando errores.

¿Hasta qué punto preservan el medio ambiente las máquinas de embalaje de CMB? 

El sistema de embalaje que propone CMB a sus clientes mira al futuro: Hemos puesto el foco en el uso de materiales respetuosos con el medio ambiente (minimizan la huella de carbono) y reciclables (cumpliendo las rigurosas normas que se vienen aprobando sobre la gestión de residuos y materiales de desecho). CMB es la opción de embalaje de elementos de mobiliario y carpintería más ecológica que existe en el mercado.

Embalar es proteger, ¿cuidan los sistemas de CMB incluso las superficies más delicadas?

El embalaje ya era importante antes, y ahora lo es todavía más. Los productos se tienen que proteger bien, porque si no aumentará el número de incidencias y devoluciones, dañando económicamente al fabricante. 

¿Continúa siendo CMB una empresa muy exportadora?

Estoy gratamente sorprendido con el mercado español. En efecto, exportamos gran parte de nuestra producción de maquinaria, lo cual nos ha ayudado enormemente a superar la gran crisis iniciada en 2008. Ahora, durante estos meses de pandemia hemos asistido a la reactivación del mercado nacional, con mucho movimiento e inversiones importantes en curso. 

Casi todos nuestros clientes españoles tienen mucho trabajo. Y recibimos de ellos numerosas solicitudes de información para mejorar y optimizar sus procesos de embalaje.  

¿Cómo se atisba el futuro inmediato desde CMB?

El futuro es prometedor. Creo que vendrá un volumen de trabajo importante; si bien es verdad que los clientes están esperando la llegada de las ayudas de Bruselas. Estas llegarán, y muchas empresas apostarán por automatizar procesos y modernizar sus líneas de producción. 

Hemos pasado una época durísima, pero lo peor ya ha pasado y toca ir hacia arriba; tal vez mediante un pico muy alto aunque ojalá sea una remontada suave y estable. Las empresas necesitan estabilidad y confianza, para acometer las inversiones con garantía de que les puedan ir bien.