Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 juan[email protected]
Advertisement

Primera herramienta para ahorrar en el transporte en la industria maderera

MADEREA publicará las rutas de fábricas y almacenes.

MADEREA crea la primera herramienta para facilitar a las empresas compartir gastos del transporte de madera y productos de madera, tanto si los envíos se hacen con agencia como con camiones propios. Una nueva oportunidad para aquellas empresas que deseen hacer más competitivos sus productos, fomentando este mercado.

Con el fin de ayudar a las empresas ya se ha puesto en funcionamiento la herramienta logística en MADEREA. En ella, las empresas podrán publicar sus rutas, así como buscar rutas de otras empresas aprovechando los envíos de madera y productos y compartiendo, al mismo tiempo, los gastos del transporte; minimizando el coste y haciendo de su producto un producto más competitivo.

Para desarrollar esta herramienta MADEREA se ha puesto en contacto numerosas empresas, especialmente con fabricantes de muebles, quienes se han visto realmente afectados por el coste que el transporte supone. Y es que, un gran porcentaje del precio final de sus productos se ve aumentado por esta cuestión.

Cabe destacar aquellas otras empresas influenciadas por la dificultad logística, como aquellas que, por su situación geográfica, se encuentran en grandes dificultades para hacer llegar sus pedidos a otros puntos de España. Es el caso, por ejemplo, de empresas andaluzas o gallegas, las cuales han confesado a MADEREA que el alto coste que supone hacer envíos a lugares geográficamente antagónicos les ha supuesto no poder proporcionar el servicio deseado en más de una ocasión.

“Si queremos fomentar el consumo de madera, éste tipo de adversidades tenemos que tratar de mitigarlas“, dice Isabel Llorente asesora técnica en Maderea.

Los envíos de madera y productos de madera; como madera en rollo o muebles, están suponiendo una gran carga económica a las empresas y, consecuentemente, a sus productos, haciéndolos más caros y menos competitivos.

En la época de bonanza se podía llenar un camión y el consumidor final se preocupaba menos por la carga económica que el transporte suponía, pero actualmente la situación es muy diferente. El descenso del consumo de madera y de sus productos supone, en innumerables ocasiones, transportar mercancía con los camiones a medio llenar, incrementando este coste. Así, el transporte se convierte en un añadido económico que afecta a las empresas sustancialmente incluso con la posible pérdida de clientes.

A la cuestión económica hay que sumarle la problemática ambiental. Materia que cuenta cada vez más con una implicación sustancial de la industria maderera. Y es que el realizar envíos con menos carga supone, además de lo anteriormente mencionado, que las emisiones de carbono, y por tanto la huella de carbono de los productos transportados, se dispare. A estas cuestiones podemos sumar, además, la situación legislativa española, la cual nos sitúa a en desventaja frente a otros países.

La apuesta de MADEREA es fuerte y quiere cubrir una necesidad real. Para permitir a todas las empresas utilizarla y probar su funcionamiento, tiene una promoción actual de uso gratuito hasta marzo de 2016.