Transpaletas eléctricas: La mejor elección para tu negocio

Quienes trabajan en el sector de la madera saben que una de las tareas más arduas que implica es su transporte y almacenaje.

Quienes trabajan en el sector de la madera saben que una de las tareas más arduas que implica es su transporte y almacenaje. Prácticamente en cualquiera de los subsectores de nuestro sector, es necesario manejar grandes volúmenes de material, y proceder a su colocación adecuada maximizando el espacio y los esfuerzos.

Cuando se trata de pequeños volúmenes y operaciones de corto alcance, pueden ser realizadas por operarios de forma manual. Sin embargo, es frecuente que este no sea el caso. Al contrario, deberemos mover grandes cantidades de madera para trasladarla de un punto a otro, para almacenarla o simplemente para colocarla en disposición de ser utilizada en su destino final, ya sea para la construcción de una vivienda, para la elaboración de muebles o con cualquier otra finalidad.

En este sentido, hace ya mucho tiempo que las transpaletas eléctricas son una herramienta imprescindible para muchos negocios. Se trata de la evolución lógica a partir de las transpaletas manuales, pero con una ventaja sustancial respecto a estas: al incorporar baterías y un motor eléctrico para las funciones de desplazamiento y elevación, se convierte en la herramienta idónea para un uso más intensivo en el tiempo o para el desplazamiento de cargas pesadas con mayor facilidad. El motivo: ahorra un importante esfuerzo a los operarios, facilitando su tarea y aumentando su eficiencia.

TIPOS DE TRANSPALETAS ELECTRICAS

Las transpaletas eléctricas han ido incorporando algunas de las últimas tecnologías a sus modelos más avanzados. Por ejemplo, las mejores incorporan hoy baterías de litio, lo que garantiza su alta calidad y una mayor durabilidad. Además, muchas pertenecen a la llamada gama “inteligente”: se pueden conectar a la nube, lo que permite monitorizar su actividad y mejorar la productividad, seguridad y eficiencia.

En los últimos años se han ido popularizando en el mercado especializado algunos tipos de transpaletas eléctricas. De esta forma, la amplia gama de transpaletas eléctricas garantiza que cada usuario pueda encontrar aquella cuyas características se adaptan mejor a su negocio y necesidades:

  • Transpaletas eléctricas con conductor acompañante: en este caso, un operario maneja la transpaleta desde el exterior, guiándola en su recorrido. Pueden manejar hasta 2,5 toneladas. Son fáciles de usar y tienen un timón ergonómico con mandos al alcance de la mano. Además, incorporan una función que permite maniobrar en espacios reducidos.
  • Transpaletas eléctricas con plataforma: estos modelos son muy productivos y usables porque tienen un  radio de giro reducido que garantiza mayor maniobrabilidad. Las puertas y la plataforma son plegables de un solo toque, y el brazo de dirección es ajustable.
  • Transpaletas eléctricas con conductor de pie: este tipo de transpaleta es ideal para operaciones a larga distancia. Además, ofrece protección total para el conductor, que puede manipular el material de forma cómoda y segura.
  • Transpaletas eléctricas con conductor sentado: esta es la opción más ventajosa en caso de tener que manipular múltiples cargas en almacenes muy extensos. Además, está diseñada para garantizar la seguridad del conductor, que trabaja en una cabina con asiento, volante y pedales ajustables, lo que garantiza un alto grado de confort. Puede alcanzar los 20 kilómetros por hora y cargar hasta tres toneladas, lo que la convierte en una máquina idónea para trabajos de alta intensidad.