ARTESANÍA ENXEBRE, creatividad e ingenio para dar un segundo uso a la madera

Sara y Lalo realizan piezas únicas a partir de madera vieja o que aparentemente no tiene ningún uso.

Artesanía Enxebre es la muestra de que los sueños también se cumplen, lo que hay que hacer es perseguirlos y luchar por ellos con ahínco, tenacidad e ilusión. Es lo que consiguieron hace cuatro años Sara y Lalo, cuando las circunstancias laborales, se quedaron en paro, les obligaron a apostar por sus sueños y trabajar dando una segunda vida a la madera para la que se creía que ya no tenía utilidad.

“Llevamos cuatro años en este proyecto y decidimos dedicarnos ya que somos bastante manitas y creativos. Un día nos vimos en paro, la abuela nos dio la llave del bajo para vender lo que pudiéramos y sacarnos así algo de dinero. Una vez ahí, vimos que había mesa de calar, sierra y lijadora, lo que consideramos que era una señal y decidimos aprovecharlo para poner en marcha Artesanía Enxebre”, explica Sara.

Desde entonces realizan piezas únicas a partir de madera vieja o que aparentemente no tiene ningún uso. Esa es la premisa de esta pequeña empresa: reutilizar y darle un nuevo uso a la madera. “Ponemos mucho empeño a lo que hacemos. Con un tablón de obra hacemos un cartel decorativo, una mesa, una lámpara o una pajarita. Es cuestión de crear cosas nuevas a raíz de cosas viejas, reutilizarlo y darle un uso”, esgrime Sara quien asegura que todo lo que hacen es con madera y resina.

“Es una experiencia muy gratificante, al menos para nosotros, hacer las cosas por nosotros mismos, convertir algo que no significa nada en algo que es muy valioso. Estamos encerrados trabajando y no sabemos ni qué hora es, ni dónde vivimos, nos genera mucha paz y tranquilidad”, señalan.

Sara y Lalo son autodidactas y han ido aprendiendo en estos cuatro años a base de ensayo y error. “A base de trabajo y de intentos nos fueron saliendo las cosas y fuimos mejorando tanto en las técnicas como en lo que hacemos”, dice Sara, quien añade que el 80 o 90% del trabajo que realizan es manual.

Un trabajo artesanal que necesita de mucha creatividad y es que estos dos amantes de la madera nada más ven un trozo de este material que está inutilizado le dan una utilidad en su cabeza y la llevan a la práctica. “No estaos locos, la madera no nos habla ni nos dice cosas, pero vemos una madera y nos surgen las ideas de en qué podríamos convertirla. Es ver el resultado final de lo que antes era en un trozo de castaño o tablón de obra y nos sentimos muy satisfechos”, apuntan. “Con madera y un poquito de ingenio se puede hacer cualquier cosas”, añaden.

Por este motivo se tratan de productos únicos. “No hay productos iguales, cada pieza es especial, aunque quisieras hacer lo mismo nunca saldrá igual, ya que no tienes el mismo estado de ánimo o el mismo trozo de madera. Lo que hacemos no hemos encontrado nada parecido en Internet, cada artista tiene su propio sello y le da su aire a sus creaciones”, reconoce Sara.

SU TRABAJO POR LAS REDES

Este pequeño negocio se empezó a dar a conocer el año pasado a través de las redes sociales. “La respuesta fue muy bien, tuvimos una gran acogida. Por ello decidimos seguir adelante con la idea, pese a que hay mucha competencia debido, precisamente, a las redes sociales”, recalca Sara.

Los trabajos de estos dos artesanos gallegos pueden verse a través de sus perfiles sociales en Facebook e Instagram, así como en su canal de Youtube, donde suben vídeos de cómo han elaborado los nuevos productos.

En estos vídeos se pueden ver las técnicas y el trabajo que realizan, así como los materiales y el tipo de madera que utilizan. Uno vídeos resumidos en pocos minutos, pero que llevan detrás el trabajo de muchas horas. Un trabajo realizado con todo el amor y cuidado del mundo por Sara y Lolo que decidieron darle salida y visibilidad a través de Artesanía Enxebre.