LANA innova desde la naturaleza

Mejora continua en la fabricación de tableros y vigas para construcción.

LANA transforma madera de kilómetro cero y certificada PEFC para fabricar tableros tricapa y vigas para la construcción:

  • IRU-PU & STD: Tablero de encofrar con tres capas de madera encoladas entre sí, las dos exteriores en sentido longitudinal y la interior en sentido transversal.
  • HABE 20: LANA fabrica en Chequia el producto HABE 20, una viga de madera para encofrados consistente en dos alas superior e inferior de madera y alma central de tablero tricapa unidas mediante un empalme dentado y encolado.

LANA, segundo mayor fabricante europeo de tablero para encofrar, exporta aproximadamente el 70% de su producción.

Con los residuos que genera en el proceso, hace pellets para calefacción.

CONTROL DE LA CALIDAD

Tras su recepción y secado, la madera reposa unos días en el almacén hasta que se estabiliza su humedad. De cada tabla de madera se controla el porcentaje de humedad y, a través de un escáner de visión artificial, se obtiene una foto en tres dimensiones, con el fin de clasificarlas correctamente. Las tablas que no cumplen con las especificaciones necesarias para fabricar un producto de alta calidad son rechazadas, automáticamente. Las que sí cumplen con la calidad requerida son procesadas en moldurera y desdobladas en tablillas.

A continuación, se les aplica cola libre de formaldehído para conformar placas de madera, que pasan a la prensa. “Parámetros clave como el gramaje de la cola, el porcentaje de endurecedor, la presión o la temperatura de la prensa son controlados y monitorizados automáticamente, para poder garantizar una calidad óptima del tablero”, explica Kepa Bastida, Director General de LANA, S.Coop.

Tras el prensado, los tableros son cortados a la medida requerida por los clientes. En el caso de los paneles IRU-PU se aplica poliuretano al canto, lo cual garantiza que la humedad no penetre en los tableros, asegurando una mayor durabilidad de los tableros en las obras.

En todo este proceso se genera mucho serrín y viruta, que se recogen y utilizan como materia prima para fabricar pellets de madera para calefacción, de gran calidad y libre de impurezas (certificados EN E-PLUS A1 y DIN PLUS).

De esta forma, el residuo generado en la fábrica de LANA en Oñati (Guipúzcoa), es prácticamente nulo.

BASKEGUR celebró en la VI Semana de la Madera de Euskadi una visita virtual a la fábrica de LANA en Oñati, acercando la realidad de la cadena de valor del sector forestal-madera en Euskadi.