Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

FINSA lanza la solución constructiva en madera “Superpan”

SUPERPAN pertenece a la nueva generación de madera técnica fabricada mediante un proceso patentado y exclusivo de FINSA (patente nº 99966972.4).

Este innovador tablero formado por caras de fibra de madera de densidad media (MDF) e interior de partículas de madera aglomerada posee unas propiedades técnicas mejoradas en resistencia a la flexión y la tracción con respecto a las de un tablero aglomerado.

 

Estas características lo convierten en un tablero ideal para uso constructivo y estructural en diversas aplicaciones, que van desde elementos constructivos con madera en general, a soluciones específicas para tabiquería, suelos técnicos, forjados y revestimientos de cubierta y bajo cubierta, así como entrevigados de pisos.

 

Se trata de un producto de altas prestaciones por sus posibilidades de uso estructural interior tanto en ambiente seco como húmedo según las necesidades constructivas que requiera la edificación (clasificación P5 o P6).

 

La posibilidad de disponer del SUPERPAN machihembrado a dos o cuatro cantos es uno de los factores que más demandan los arquitectos, por su facilidad de ensamblaje en la instalación de cubiertas de tejados, revestimientos interiores de bajo cubiertas y en suelos de estructuras sobre elevadas. Un ahorro de tiempo y costes que se traduce en eficiencia para el equipo técnico de la obra.

 

En términos de eficiencia medio ambiental, destacan las propiedades del SUPERPAN como material derivado de la madera: material sostenible, 100% reciclable, que ayuda a combatir el cambio climático actuando como almacén de CO2. Sus certificaciones PEFC y FSC garantizan que la materia prima utilizada procede de una gestión forestal sostenible.

 

Y es que con el cambio en la sociedad de los últimos años hacia una construcción más sostenible, SUPERPAN aporta su granito de arena con criterios constructivos cuidadosos con el medio ambiente que contribuyen por un lado a la reducción del consumo energético del edificio por su capacidad como aislante térmico, así como una baja emisión en formaldehido similar a la madera natural (clasificación EZ con certificación CARB).

 

Su posibilidad de contribuir en la consecución de puntos para proyectos LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), lo convierten en una atractiva solución para la arquitectura sostenible más vanguardista. El objetivo principal de este certificado es disminuir el impacto medioambiental de la industria de la construcción ya que se estima que los edificios modernos son responsables del consumo del cuarenta por ciento de la energía mundial que se produce.