domingo , 19 de mayo de 2019

Luvipol debía 20 millones y el 60% de sus acreedores, entre ellos CAM y Caixa Catalunya, apoyan el convenio y garantizan su viabilidad futura


 

El Grupo Luvipol, con sede en Crevillent, ha sorteado uno de los trámites mercantiles que despeja, parcialmente, su viabilidad futura.

 

La empresa propiedad de la familia Puig Oliver acaba de levantar la suspensión de pagos que fue presentada ante el juez de lo mercantil de Alicante en mayo del año 2009 debido a la asfixia financiera que sufría por el fuerte parón de las ventas causado por la crisis. El concurso de acreedores contemplaba un pasivo de 20 millones de euros.

 

Luvipol, fundada hace medio siglo por los hermanos Vicente y Luis Puig Oliver, tiene a gala ser la fábrica de puertas de madera más antigua de España y exporta a 25 países.

 

Un portavoz de la compañía confirmó al diario «Las Provincias» que la junta de acreedores respaldó el pasado día 12 el convenio para regularizar los pagos. Entre los acreedores que han respaldado la propuesta de los administradores concursales figuran CAM y Caixa Catalunya, minetras que dos de los mayores prestamistas de Luvipol en los últimos años, BBVA y Santander, han rechazado el convenio de pagos. Otros dos acreedores de peso que apoyan la operación judicial son los proveedores de madera Matrosa y Mafisa, dos de los principales secaderos de madera tropicales.

 

La empresa dejó claro desde el principio que no quería quita. Sin embargo, sí planteó la necesidad de prolongar el plazo de pagos hasta los ocho años en lugar de cinco «al considerar que no hubiéramos cumplido».

 

Este aplazamiento supone que los dos primeros años sean de carencia, los dos siguientes pagar el 10% de la deuda, el 15% a partir del quinto y sexto año y en los dós últimos, hasta el octavo año, el 25% del dinero en débito restante.

 

Luvipol está compuesto por tres empresas; Puertas Puig Oliver SL y Luviblock SL, que tienen sede en Crevillent, y Luvimadera SL, que está ubicada en la población de Cox. La compañía cuenta con 180.000 metros cuadrados dedicados al secado, fabricación y barnizado de puertas.

 

El pasado año se anotó el récord de exportación de puertas de madera en España. Facturó 12 millones de euros y este año la previsión del volumen de negocio es similar o ligeramente inferior, debido a la recesión económica y el parón del sector inmobiliario.

 

La compañía cuenta actualmente con una plantilla de 160 trabajadores, frente a los 360 que llegó a tener en el año 2008, justo antes de que arrancara la depresión financiera internacional tras las hipotecas basura de EE UU.

 

Cuando el 7 de mayo del 2009 se divulgó que había presentado concurso de acreedores voluntario, los sindicatos y el comité de empresa acusaron a la compañía de «desgobierno». Luvipol lo negó en redondo, aunque presentó a continuación un Ere de extinción que afectó a 134 trabajadores. Otro Ere de suspensión temporal afectó a 100.

 

Fuente: «Las Provincias» / Alicante

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.