Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

El Museo Pompidou de Málaga se reviste de bambú

Grupo GUBIA recibe el Premio FEPM 2016 a la “Mejor Obra Realizada”.

El Grupo GUBIA ha obtenido el primer Premio de la Federación Española de Pavimentos de Madera a la “Mejor Obra Realizada”, por su trabajo de revestimiento de las instalaciones del Museo Pompidou de Málaga.

El galardón fue entregado durante la XXIII Convención de la FEPM, celebrada el pasado mes de junio en Santiago de Compostela.

 

 

El proyecto ha ocupado una superficie total de 1.800 m2 de revestimientos en paredes, suelos y techos, colocados en tan solo 45 días.

Son 450 m2 de suelo macizo de bambú vertical tostado de 960 x 96 x 15 mm., barnizado de fábrica, machihembrado y colocado encolado a la solera a junta perdida (los que se disponen en el espacio anexo a la zona de circulación: recepción, taquillas, cafetería…), dejando visto en el perímetro el encuentro entre el suelo y la pared.

 

 

Este pavimento recubre también las huellas de la escalera que comunica las dos plantas del museo, encontrándose éstas con unas tabicas que asoman superiormente dejando ver el peculiar canto del tablero macizo de bambú que cubre las mismas, facilitando la percepción visual de cada escalón.

 

 

Tableros de fibras ignífugas acabados con chapa de bambú vertical tostado, en medidas de 2400 x 600 mm. se jan colocado en posición horizontal, de forma que la veta queda en la misma dirección del suelo.

Los paneles van dispuestos con sistema encolado oculto a rastreles, que se fijan con tornillos al soporte, dejando entrecalles horizontales y verticales de 3 mm. que facilitan los movimientos por contracción y dilatación de las piezas.

 

 

Son en total 315 m2 de revestimiento de pared dispuestos en la misma franja que el suelo. La envolvente se completa con un techo formado por piezas de similar formato al de las paredes, que se diseñan y fabrican para hacer el techo registrable.

En planta baja el suelo del salón de usos múltiples se ha cubierto con 250 m2 de tablas de bambú en 1830 x 130 x 18 mm., integrando un sistema de butacas ocultas acabadas también con la misma chapa. El techo registrable se combina aquí con un techo acústico acabado con lamas verticales del mismo material.

 

 

Mobiliario a medida realizado con tableros macizos de bambú y una rítmica celosía de madera acabada en blanco, que rodea el mayor espacio expositivo y el volumen bajo el cubo, completan la actuación.