lunes , 27 de mayo de 2019

Una solución optimizada que puede ser fácilmente integrada en el proceso de producción.


En la actualidad, en el sector de la construcción de ventanas se utilizan diferentes soluciones para establecer la unión adhesiva entre el cristal y el marco. Los sistemas de encolado son conocidos en este campo desde hace tiempo, pero a la luz de los últimos requisitos en términos de apariencia y protección contra robos, estos sistemas están cobrando cada vez más importancia. Esta es una de las razones por las que HOMAG desarrolló una solución de producción sencilla con un proceso fiable para el mercado de las ventanas.

tesa y HOMAG: Dos expertos, una solución

Para desarrollar este proceso, HOMAG trabajó con tesa, uno de los mayores expertos en tecnología de encolado del mercado. El núcleo del nuevo proceso es la aplicación de una cinta adhesiva integrada, tesa® ACXplus, la cual se inserta en el marco de la ventana después del cepillado. Después del procesamiento CNC, la ventana – incluyendo la cinta adhesiva – puede ser pintada, asegurando que el color de la junta sea idéntico. La película protectora de la cinta adhesiva se puede quitar fácilmente. El resultado: la superficie adhesiva de la cinta tesa ya está en la ventana pintada y el fabricante de la ventana simplemente inserta el cristal. La cinta adhesiva asegura una unión segura entre el cristal y el marco. Ya no es necesario sellar el cristal con silicona, ya que la cinta adhesiva se encarga de la función de sellado.

En comparación con otros procesos comunes en el mercado, HOMAG ofrece una solución optimizada, que puede ser fácilmente integrada en el proceso de producción. Las tiras adhesivas se pueden aplicar de forma fácil y eficaz, independientemente de la atmósfera ambiental u otros factores externos.

El proceso puede integrarse en una amplia variedad de procesos de producción de ventanas (incluyendo la producción de ventanas de madera/aluminio, el uso de rieles adhesivos, etc.). En la actualidad, por ejemplo, la tecnología de encolado es especialmente importante para las ventanas integradas.

Nueva tecnología de encolado: Condición previa para las ventanas integradas

Perfil esbelto, un 20% más de vidrio: Las ventanas con anchura de visión estrecha son cada vez más populares. Representan el último diseño con una vista ópticamente elegante a la vez que permiten más luz natural en las habitaciones.

Las ventanas con perfiles estrechos promueven ahora una sensación de bienestar al permitir una mayor cantidad de luz diurna.

Sin embargo, la producción de perfiles estrechos para permitir más luz diurna también presenta algunos retos a los fabricantes de máquinas y a los proveedores:

  • ¿Cómo se pueden sujetar los perfiles estrechos?
  • ¿Cómo se puede garantizar una alta calidad de procesamiento y conexiones precisas?
  • ¿Cómo se pueden fabricar estos productos de forma económica?

La combinación perfecta para cumplir estos requisitos es la combinación de la tecnología de sujeción tesa + S800/900. Aquí, el proceso es la condición previa para la fabricación (a diferencia de otros tipos de ventanas).

Las propiedades de las ventanas integradas hablan por sí solas:

  • Más luz en la habitación: Los perfiles angostos de las alas significan áreas más grandes de vidrio. El resultado es un aumento de hasta un 20% en la proporción de vidrio y, por lo tanto, más luz natural en comparación con los sistemas convencionales.
  • Diseño moderno: Cuando se instala, el marco está a ras del suelo y es prácticamente invisible, lo que le da un aspecto moderno y minimalista.
  • Requiere poco mantenimiento: El cristal y el marco se fijan en su sitio y se conectan entre sí de forma segura. El ala permanece estable y el esfuerzo que implica el reajuste posterior se reduce significativamente.
  • Mayor protección antirrobo: El panel de vidrio no puede separarse del marco del ala. El cristal refuerza el marco, haciéndolo más robusto en caso de intento de robo.
  • Alto aislamiento térmico: El marco estrecho permite obtener los mejores valores de U para las ventanas.
  • Producción simple: El perfilado de las piezas del bastidor es fácil y requiere menos mecanizado y uso de madera, lo que reduce los costes de las herramientas. El encolado asegura la estática del ala, y la junta de la esquina se puede mantener en su sitio fácilmente. La esquina atornillada es el complemento perfecto: las piezas individuales se pueden procesar con un acabado superficial completo y el marco se puede montar sin prensa.

Las siguientes empresas participaron en el desarrollo de las ventanas integradas: tesa, Würth, Gutmann y HOMAG.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.