Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Por qué una vivienda de madera nos ayuda a economizar el gasto energético en nuestro hogar

Alcanzaremos hasta un 85% de ahorro en el recibo eléctrico.

Lo más sencillo seria que desde el primer momento, nuestros hogares garantizasen un consumo mínimo y sobre todo sostenible. Tal vez, tener este ahorro de por vida no sería factible, al fin y al cabo, nuevos objetivos para la reducción de la huella ecológica aparecen continuamente transformando nuestra manera de comprender el consumo de nuestro hogar; a pesar de ello, sí que tendríamos la capacidad de inclinarnos por una casa que, por lo menos, respaldara y certifica un mayor ahorro energético en la actualidad.

Las viviendas de madera y piedra, por ejemplo, lo llevan a cabo, pues nos benefician para poder disminuir la tarifa de electricidad, el gasto de gasóleo, pellets, madera o el gasto de agua caliente, y de igual forma nos previene de futuras reformas para perfeccionar la eficiencia energética de la casa, la insonorización o el aislante.

Una vivienda de madera conlleva un ahorro de energía relevante referente a los hogares habituales a causa de los materiales utilizados en su fabricación, y si a estas cualidades le añadimos los infinitos medios a las que se puede ajustar el dueño de la vivienda para incrementar la eficiencia energética en la vivienda, alcanzaremos hasta un 85% de ahorro en el recibo eléctrico, el agua caliente, y el combustible; indudablemente, una desigualdad muy relevante.

LAS CIRCUNSTANCIAS QUE IMPACTAN A LA HORA DE TENER EL AHORRO

Como hemos mencionado con anterioridad, en una vivienda de madera influye desde la misma armadura hasta los elementos edificantes o la infraestructura más pequeña.

Los materiales: Las viviendas de madera y piedra son más frescas en meses con altas temperaturas y más calientes en meses de frío. La armadura de la vivienda, de madera 100 %, no solo es firme y sólida, sino que dispone de una cabida aislante considerablemente eficaz que posibilita un gasto mínimo tanto de calefacción como de aire acondicionado. Además, aíslan de la austeridad del tiempo, pero del mismo modo de los ruidos del exterior con gran efectividad.

La infraestructura y la terminación: El doble grosor de las paredes, aislamiento superior con la lana de roca, estufas de pellets, de leña, doble acristalamiento en las ventanas, panel solar de agua caliente… las viviendas de madera son muy distinguidas, muy vistosas y atrayentes en el exterior e infinitamente acogedoras y cómodas por dentro.

Vivienda Passivhaus en Castelldefels (Barcelona).

En vista de que se basa de hogares unifamiliares completamente independientes, como dueños de la vivienda tenemos la oportunidad de incluir todas aquellas novedades que creamos oportunas para aminorar el consumo energético, no solo a lo largo de la obra de la vivienda, sino posteriormente; por ejemplo: por medio de la unión de modelos de grifería inteligente o inodoros y lavabos de pieza única que posibiliten el ahorro de agua, la domótica para los electrodomésticos… etc.

La distribución de la casa: Pese a que los hogares de madera permiten cualquier forma de organización y número de pisos, una vivienda baja y con una colocación idónea, colaborará al ahorro energético en el dia a dia de nuestra vivienda. Si también consideramos el acceso de luz natural, como esté ubicada la casa, la orientación… lograremos la máxima comodidad con un consumo escaso de energía.