El sector forestal y de la madera de Euskadi celebró su BASKEGUR EGUNA

Ordenanzas urbanas y leyes medioambientales producen una excesiva presión regulatoria.

El pasado 22 de junio se celebraba en el Parka Tecnológico Zamudio el BASKEGUR EGUNA; una jornada festiva y reivindicativa de la Asociación de la Madera de Euskadi en la que se analizó, junto a representantes de las administraciones competentes, la situación del mercado y los retos de futuro del sector.

Federico Saiz, presidente de BASKEGUR, dio la bienvenida a los asistentes, reivindicando que “somos un sector que genera empleo y riqueza” y animó a continuar apostando por la gestión forestal sostenible, la digitalización y la economía circular, con el apoyo de las políticas del Gobierno Vasco.

A juicio del presidente de BASKEGUR, la industria vasca transformadora de la madera “está en una buena posición, realizando inversiones. Por otra parte, el incremento de precio de la madera beneficia a la propiedad forestal, y los trabajadores del transporte y la transformación ganan reconocimiento profesional”.

Federico Saiz habló también de un sector “más sostenible”. Aunque también aludió a problemas a resolver y retos de futuro para mejorar:

  • La enfermedad de las bandas, que ha supuesto una reducción de la superficie forestal
  • ¿Qué plantar, ahora que se ha cortado? Ahora toca recobrar el interés de la propiedad, en pleno transcurso de un relevo generacional
  • Una normativa desproporcionada que afecta a los profesionales forestales: Ordenanzas urbanas y leyes medioambientales que producen una excesiva presión regulatoria.

Con todo, el presidente de BASKEGUR cerró su discurso con un mensaje positivo: “La madera es el gran recurso del futuro, y como sector vamos a continuar trabajando por potenciarlo y mejorarlo”.

ACTIVIDAD INCESANTE

Oskar Azkárate, gerente de BASKEGUR, relató a su auditorio las acciones y actividades que ha desarrollado la Asociación, que han sido muchas, incluso durante la pandemia.

Un vídeo-resumen mostró a los Asociados e invitados el trabajo realizado durante el año 2021 y los primeros meses de 2022. Al final del evento se hizo entrega a cada asistente de sendos libros: El Informe del observatorio de la Madera de Euskadi 2021 y la Memoria de Actividad de BASKEGUR 2021.

La cadena de valor forestal-madera de Euskadi impulsa trabajar y formar redes con organización homólogas europeas que apuesten también por la gestión forestal sostenible, la digitalización y la economía circular.

Azkárate incidió en el trabajo en redes con Europa y en la formación como principales pilares del presente y el futuro del sector. Por ejemplo, en colaboración con entidades homólogas de Finlandia, y desde la coordinación con las empresas del sector, BASKEGUR busca nuevas formas de captar y estimular a profesionales que respondan a sus necesidades actuales y futuras.

A continuación, destacados representantes de los forestalistas, la industria y la administración debatieron acerca del escenario descrito, y respondieron a las preguntas realizadas por diversos actores del sector.

¿CAMBIO DE CICLO?

Preocupación por el relevo generacional

¿Cómo motivar a los jóvenes para que se gestione el bosque? Básicamente, parece una cuestión de rentabilidad y liquidez. Son inversiones que no va a capitalizar quien las hace. 

Con todo, el sector forestal es “un sector de oportunidad”. Por ello, “no se debe dejar de evolucionar, adaptándose a la realidad”, expresó Asun Quintana, representante de la Diputación de Araba, en clara alusión al cambio climático y sus consecuencias. Con corresponsabilidad del sector, las administraciones y la sociedad.

¿Qué plantar?

El propietario desea la garantía de unas inversiones rentables. Unánimemente se considera que el Pinus radiata seguirá siendo importante, pero habrá que convivir con otras especies. “Necesitamos una materia prima que podamos seguir procesando y que nos dé un beneficio”, apuntó el presidente de BASKEGUR.

Es deseable un marco legal y administrativo que ayude a transitar por este cambio de ciclo, con ilusión y ganas de volver a plantar. El propietario forestal ha de sentirse apoyado. Por ejemplo, mediante una campaña de comunicación que acerque la importancia de su labor a la sociedad.

“La irrupción del problema de las bandas desencadenó un trabajo importante de la administración -defendió Bittor Oroz, Viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del Gobierno Vasco-. Tenemos mucho que agradecer al pino radiata; ha dotado de rentabilidad a muchas explotaciones agrarias. Por eso, actualmente buscamos un clon resistente. Este trabajo no encaja con la inmediatez que reclaman los jóvenes. Pero el objetivo primordial es que el pino radiata encuentre una vía de desarrollo. Mientras, hemos de trabajar con especies alternativas, complementarias”.

“Optimicemos juntos el gran potencial de ese gran recurso, que es la madera”.

SOCIALIZAR LA ACTIVIDAD FORESTAL

Trabas sociales y administrativas para realizar los trabajos de gestión del monte

Ordenación del territorio, ley medioambiental, el trasvase de competencias de la gestión forestal de las Diputaciones a los Municipios … Está siendo dañino para el sector, en general. Hará falta tiempo pero, ante todo, “debemos socializar la actividad forestal”, reclamó Xabier Arruti, en representación de la Diputación de Gipuzkoa. 

Se habla y mucho de los servicios ecosistémicos ligados a la actividad forestal, pero el sector es incapaz de rentabilizarlo. ¿Cómo trasladar a los ciudadanos lo importante que es la gestión y los trabajos forestales, aunque puntualmente incomoden a nuestra actividad del día a día? Aparte el factor productivista, que no cae bien a la gente, conviene insistir en la indudable aportación de servicios ecosistémicos, en un escenario de cambio climático. Sector primario y políticas ambientales se tienen que comunicar más, porque la gestión forestal es necesaria.

Ayudas a la modernización. Digitalización de la pyme

Existen actualmente numerosas vías de ayuda a las empresas de toda la cadena productiva. Principalmente a la digitalización de las empresas.

Bittor Oroz abogó por la unión de todo el sector forestal-madera, para conseguir entre todos que sea “más moderno, dinámico y financiado”.

No falta materia prima. Aunque sí es más cara. Faltará en ocho o diez años.

CONCLUSIONES

  • Xabier Arruti – Diputación de Gipuzkoa: “La sociedad ha cambiado mucho. No podemos cambiar las cosas con la mentalidad con que esas cosas se crearon. Enfrentándonos a la sociedad no lo vamos a conseguir”.
  • Iñigo Mínguez – Confederación de Forestalistas del País Vasco: “Tenemos que dar al propietario forestal ilusión. Y apoyarle. Los forestalistas son los verdaderos protagonistas, aunque socialicemos”.
  • Federico Saiz – Baskegur: “¿Ahora no sirve el consumo de madera de kilómetro cero? Seguiremos consumiendo madera, ¿preferimos que venga de fuera? Con todo, no pretendamos conseguir nada de espaldas a la sociedad”.
  • Bittor Oroz – Gobierno Vasco: “Un sector dividido ante una sociedad que no congenia con él, está en peligro. Lamentablemente, la gente no es consciente ni valora lo que este sector aporta a la sociedad; de ahí que emerjan regulaciones que impiden realizar la gestión con normalidad”. “No falta materia prima. Aunque sí es más cara. Faltará en ocho o diez años”.
  • Roberto Cañón – Diputación de Bizkaia: “La madera es un recurso ideal. Renunciar a nuestro recurso es una locura. Emprendamos una labor de sensibilización de la sociedad, equilibrando lo productivo y la conservación, que nos permita una creación de valor total”.
  • Asun Quintana – Diputación de Araba: “Optimicemos juntos el gran potencial de ese gran recurso, que es la madera”.
BASKEGUR Eguna es una jornada festiva y reivindicativa de la Asociación de la Madera de Euskadi.