jueves , 23 de mayo de 2019

Regulación del comercio de madera ilegal.


La República de Corea es uno de los diez mayores consumidores de madera, pasta y productos de papel. Los líderes y ciudadanos coreanos son cada vez más conscientes de su huella ambiental mundial, incluida la deforestación causada por el consumo coreano. Con el aumento constante de las importaciones de productos de madera, el gobierno de Corea se comprometió en 2012 a excluir la madera ilegal del mercado coreano.

Las recientes normas emitidas por el gobierno acercan a Corea a la plena promulgación de su prohibición de la madera ilegal. Las «Normas detalladas para determinar la legalidad de la madera y los productos madereros importados» de 2018 apoyarán la aplicación de la Ley revisada sobre maderas sostenibles. Las normas ofrecen una mayor claridad sobre las formas en que Corea está tratando de excluir la madera ilegal del mercado.

El nuevo resumen informativo de Forest Trends sintetiza la información más reciente disponible sobre los recientes avances legislativos en la República de Corea y analiza las implicaciones del enfoque de Corea.

HALLAZGOS CLAVE

Las nuevas «Normas detalladas para determinar la legalidad de la madera y los productos madereros importados» son un paso importante para reducir el volumen de madera ilegal en el mercado asiático.

«Si se aplica enérgicamente, Corea asumirá el liderazgo regional en la reducción del incentivo mundial para la tala ilegal», explica Marigold Norman, Asesora Principal de Políticas de Forest Trends. «También podemos esperar ver impactos positivos en términos de reducción de la deforestación y de las emisiones de carbono asociadas a los productos madereros que Corea importa de otros países».

Para que se considere un sistema eficaz y robusto, las actuales «Normas detalladas para determinar la legalidad de la madera y los productos madereros importados» deberían modificarse para mejorar su capacidad de excluir la madera ilegal del mercado coreano.

En su resumen informativo, Forest Trends propone:

Ampliar el ámbito de aplicación de los productos regulados para incluir los tableros de fibra y los tableros de partículas. Esto se centraría en productos que, según investigaciones anteriores, han sido señalados como de alto riesgo para la extracción ilegal según el país de procedencia.

Endurecimiento de las normas sobre las pruebas de legalidad para excluir los productos madereros presentados con permisos de aprovechamiento que no vayan acompañados de un certificado de trazabilidad o de cadena de custodia asociado.

«En última instancia, el impacto de la ley coreana dependerá no sólo de los requisitos legales, sino también de la implementación efectiva de un apoyo político de alto nivel en Corea para un plan de aplicación bien dotado de recursos y la voluntad de cambiar la forma en que se comportan las empresas», dice Jade Saunders, Analista Principal de Políticas de Forest Trends.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.