miércoles , 24 de julio de 2019

El Rey celebró el Día Internacional de los Bosques en Galicia acompañando al sector forestal.


Este año, el Día Internacional de los Bosques ha destacado la educación como un medio indispensable para aprender a amar el bosque, y apuntó a su importancia para lograr una gestión sostenible de las zonas forestales y avanzar en la conservación de la biodiversidad.

El rey Felipe VI presidió el pasado miércoles en Galicia el acto central para celebrar el Día Internacional de los Bosques, organizado por Juntos por los Bosques, con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Xunta de Galicia.

El evento tuvo lugar en el Centro de Formación y Experimentación Agroforestal de Sergude, en Boqueixón, donde el monarca estuvo acompañado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, el delegado del Gobierno, Javier Losada, el presidente del Parlamento de Galicia, Miguel Ángel Santalices, el conselleiro do Medio Rural, José González, y el coordinador de Juntos por los Bosques y decano-presidente del Colegio Oficial de Ingenieros de Montes, Eduardo Rojas.

Fotografías: © Casa de S.M. el Rey

Don Felipe, mantuvo un breve encuentro con los integrantes de las asociaciones del sector forestal y organizadores del evento, seguidamente inició un recorrido por una zona forestal y recibió las explicaciones del presidente de la Unión Empresarial de la Madera y el Mueble de España, José Carballo. También asistió a una demostración de trabajos silvícolas, como la poda en altura y el clareo, y conversó con los trabajadores y alumnos de la escuela, con quienes plantó un árbol.

Fotografías: © Casa de S.M. el Rey

A continuación, se proyectó en el salón de actos un vídeo del sector maderero, complementado con la intervención de Juan Picos, director de la Escuela de Ingeniería Forestal de la Universidad de Vigo, quien señaló que la enseñanza debería estar ya tratando temas como el cambio climático, la gobernanza forestal, los bosques como nuevas fuentes de energía, el desarrollo rural y la mitigación del despoblamiento”.

Por su parte, Antonio Abril, presidente de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas apuntó que en la actualidad muchos niños sufren el trastorno de déficit de la naturaleza por estar alejados de ella y que es un gran problema para la sociedad.

Durante el acto se indicó que Galicia aporta el 50% de la madera de España y de los 297 millones que recibe Europa, 205 millones los aporta el eucalipto. Se destacó la importancia de realizar una gestión forestal sostenible que genera riqueza y distribuye los recursos de los montes y que esta gestión sostenible debe ser verificable mediante la certificación forestal.

La plataforma Juntos por los Bosques, que aglutina a 30 asociaciones representativas del sector agroforestal español, aprovechó la visita del monarca para obsequiarle con una cesta de productos sostenibles y de origen forestal, entre los que se incluyó jamón y lomo ibérico, sal, aceite y mermelada trufadas y unas agujas de tejer realizadas en madera de castaño, productos todos procedentes de bosques gestionados de forma sostenible y que cuentan con la certificación PEFC.

LOS BOSQUES Y LA EDUCACION

En 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como el Día Internacional de los Bosques, que este año tenía como lema “Los Bosques y la Educación”, donde se rinde homenaje a la importancia de todos los tipos de bosques e intenta generar una mayor conciencia al respecto.

Los bosques sanos ayudan a crear comunidades fuertes y resilientes y aumentan la prosperidad de sus economías.

Los bosques cubren un tercio de la superficie terrestre del planeta y juegan un papel fundamental en la vida de muchos de sus habitantes. Alrededor de 1.600 millones de personas -incluidas más de dos mil culturas indígenas- dependen de los bosques para vivir. Los árboles constituyen literalmente el cimiento de muchos sistemas naturales. Ayudan a conservar el suelo y el agua, previenen las avalanchas, impiden la desertificación y protegen las zonas costeras. Los bosques son el acervo más importante de biodiversidad biológica terrestre, ya que en ellos se encuentra más de la mitad de las especies terrestres conocidas.

Desempeñan un papel fundamental en la vida cotidiana de las comunidades rurales. Suministran madera, leña, alimentos, ropaje, aceites esenciales, gomas, resinas, medicinas y sombra.

Los bosques ayudan a mitigar el cambio climático, principalmente por su capacidad de alterar el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera: cuando crecen, absorben parte del carbono, que queda almacenado en la madera, las hojas y el suelo. También contribuyen a proteger los recursos hídricos.

Pese a este increíble potencial ecológico, estamos destruyendo los bosques de los que depende nuestra supervivencia. La deforestación sigue siendo un grave problema: unos trece millones de hectáreas de bosque desaparecen cada año, una superficie equivalente a la de Costa Rica. La deforestación también contribuye en un 12% a 20% a la emisión de gases contaminantes que agravan el calentamiento global.

Autor:


One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.