lunes , 16 de septiembre de 2019

En un seminario de “Objetivos estratégicos de política forestal”, celebrado en Viveiro (Lugo), dentro de unas jornadas de fomento del asociacionismo.


Francisco Fernández de Ana Magán, presidente de AFG.

AFG (Asociación Forestal de Galicia) y COSE (Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España), organizaron el pasado día 2 de junio en Viveiro (Lugo) un seminario para analizar los principales retos a los que se enfrenta el sector forestal.

Un encuentro entre selvicultores para intercambiar ideas y experiencias, moderado por Francisco Fernández de Ana Magán, presidente de AFG.

¿Qué es hoy un propietario forestal?

Francisco Dans, director de la Asociación Forestal de Galicia (AFG)

Francisco Dans, director de la Asociación Forestal de Galicia (AFG)

Es la pregunta que lanzó a su auditorio, en la sala de usos múltiples del Ayuntamiento de Viveiro, el director de la Asociación Forestal de Galicia (AFG), Francisco Dans.

Estaban presentes en la sala presidentes de asociaciones forestales de numerosas regiones españolas, como Galicia, Asturias, País Vasco, Navarra, Cataluña, Castilla y León, Murcia… La plana mayor de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), la Directora Gerente de la Unión de Selvicultores del Sur de Europa (USSE) y el Director General de Ordenación y Producción Forestal de la Consellería do Medio Rural de la Xunta de Galicia. Entre otras personalidades, junto a casi un centenar de propietarios forestales gallegos.

Para Francisco Dans, un selvicultor activo es aquel propietario forestal que gestiona su finca, con criterios de gestión forestal sostenible. En Galicia existen en torno a 325.000 propietarios puramente forestales, pero “resulta imposible vivir sólo del monte”.

“Quien gestiona, invierte y arriesga merece un reconocimiento social y el apoyo de la Administración -afirmó el director de AFG-. Manejamos un territorio de dos millones de hectáreas que, sin gestión, se selvatizaría”.

 

COSE_SeminarioViveiro_2jun2016_VistaAuditorio3

 

A juicio del ponente, este sector merece una política de estado para el medio rural. Una política basada en:

  • Incentivos fiscales a la gestión forestal sostenible
  • Inversión en infraestructuras adecuadas
  • Un catastro bien hecho
  • Fiscalidad universal
  • Reconocimiento y estatus para los profesionales forestales

“Este escenario serviría para rejuvenecer el sector y poner en marcha el monte de Galicia y de España”, concluyó Francisco Dans.

Asociaciones de productores de madera

Ramón Reimunde, presidente de la Federación de Productores de Madera de Galicia

Ramón Reimunde, presidente de la Federación de Productores de Madera de Galicia

“Galicia atesora, desde Ribadeo hasta Ferrol, un inmenso eucaliptal -planteó Ramón Reimunde, presidente de la Federación de Productores de Madera de Galicia-. Una formidable riqueza, bien repartida, en un maravilloso suelo, con un formidable clima”.

Sin embargo, está pendiente mejorar la rentabilidad del eucalipto, así como los sistemas de trabajo en el monte. Según el ponente, la herramienta para avanzar en este sentido son las PROMA’S; asociaciones locales de propietarios forestales cuyo objetivo, entre otros, es lograr vender la madera de forma transparente por tonelada y agrupar montes para cortas y plantaciones más rentables.

Comercialización agrupada de madera

Manuel Galdo, presidente de PROMAVI -Asociación de Productores de Madera de Viveiro-.

Manuel Galdo, presidente de PROMAVI -Asociación de Productores de Madera de Viveiro-.

Manuel Galdo, presidente de PROMAVI -Asociación de Productores de Madera de Viveiro-, informó que en la Mariña lucense se lleva a cabo una corta sostenible, gracias a una mejor selvicultura, que permite plantear turnos más cortos. Con mejores plantas, abonos y tratamientos.

Sólo el concello de Viveiro es capaz de gestionar más de 60.000 toneladas/año de madera, con un 99% certificada. Pero la rentabilidad del monte es esencial para confiar en un futuro.

Según el ponente, se ha dignificado el cultivo, gracias al asociacionismo. Pero restan varios aspectos a mejorar, entre ellos:

  • Los precios, que van a la baja, ante la concentración de compradores. Asunto peligroso, a medio plazo.
  • Es vital profesionalizar aún más la actividad
  • El relevo generacional y de las personas

 

COSE_SeminarioViveiro_2jun2016_VistaAuditorio2

 

Manuel Galdo pidió a la autoridad competente de la Xunta de Galicia, presente en la sala:

  • La potenciación del consumo de la biomasa y medios para su abastecimiento y suministro. Esta medida contribuiría notablemente a la limpieza del monte.
  • Medidas contundentes en defensa del Eucalipto Globulus, ante la “desatada” plantación de nitens.
  • Un plan plurianual multi administrativo para mejorar las vías de saca… “Tenemos vías del XIX para máquinas del XXI”.
  • Medidas para paliar el minifundismo.

En definitiva, una apuesta firme por un sector, el forestal, que genera el 4% del PIB de Galicia, capaz de generar empleo y de fijar población en los pueblos, en el medio rural.

Luchar contra el abandono

Tomás Fernández-Couto, Director General de Ordenación y Producción Forestal de la Consellería do Medio Rural de la Xunta de Galicia.

Tomás Fernández-Couto, Director General de Ordenación y Producción Forestal, aseguró ante su auditorio que “el objetivo fundamental de la Consellería es luchar contra el abandono, poniendo en valor el territorio”. Aunque advirtió: “No sólo el monte es el medio natural”.

Fernández-Couto está convencido de que “con el minifundismo no es posible hacer una gestión viable”. Galicia acoge 1.300.000 hectáreas de propiedad particular. “Agrupando es posible mejorar las producciones, la productividad y la calidad de los productos forestales”, y citó a las SOFOR (Sociedades de Fomento Forestal) como la figura idónea para lograrlo.

“Tenemos 15 años para estructurar el territorio forestal -concluyó-. Con una media de edad en torno a los 65 años en los habitantes de nuestros pueblos, en breve no habrá con quien debatir estas cuestiones”.

Sanidad forestal

Carlos Tejedor, presidente de la Asociación Forestal de Cantabria.

Carlos Tejedor, presidente de la Asociación Forestal de Cantabria, considera que la sanidad forestal y la elección correcta de las especies son esenciales para alcanzar la rentabilidad en una plantación.

“Si una plaga se deja sin control, no termina nunca -advirtió-, mientras queden árboles…”.

Según el representante de los selvicultores cántabros en este seminario, “conviene actuar, una vez y a tiempo, con carácter preventivo… actuar con todas las armas e instrumentos precisos, en el momento preciso”.

Carlos Tejedor reconoce que los trámites para llevar a cabo una sanidad forestal, sobre todo si se abordan con las autoridades de Bruselas, son largos y farragosos. “Pero hay que actuar -alentó a sus colegas-. Por ejemplo, Cantabria declaró la procesionaria un caso de utilidad pública, y sirvió para llamar su atención”.

¿Está el sector, a nivel nacional, haciendo lo suficiente por preservar y potenciar su riqueza forestal frente a plagas y enfermedades?, reflexionó el ponente.

Gestión de espacios protegidos

Jesús Alcanda, asesor ambientalista de COSE.

Jesús Alcanda, asesor ambientalista de COSE, considera que durante la historia de España se ha llevado a cabo “un latrocinio de tres millones de hectáreas” en el entorno rural de todo el país.

“La construcción de barcos, las desamortizaciones del S.XIX, las repoblaciones durante la República, la Ley de Patrimonio Forestal en 1975 y, actualmente, las políticas de conservación, han servido históricamente para privar a los vecinos de la propiedad y aprovechamiento de los montes -enumeró Jesús Alcanda-. Una política de prohibiciones y castigos. Siempre”.

Según el ponente, el siglo XXI trae armas más potentes que nunca para proseguir en esta línea, “con la complicidad de una sociedad urbanita”. Se refería a la Red Natura 2000.

“Son hábitats protegidos, donde se impone limitaciones de uso al propietario -prosiguió-, y que generan inseguridad jurídica, al no existir cartografía”.

En Galicia Red Natura 2000 abraza un 15% del territorio forestal. Son 400.000 hectáreas. De ellas, 367.000 esencialmente forestales.

“Estamos en un sector sumergido históricamente en la servidumbre -concluyó Jesús Alcanda-. Y la única vía de salida para el propietario es el asociacionismo”.

Hacia una economía verde global

Leire Salaberría, Directora Gerente de USSE, la Unión de Selvicultores del Sur de Europa-

Leire Salaberría, Directora Gerente de USSE, la Unión de Selvicultores del Sur de Europa.

No existe ningún acuerdo internacional sobre bosques. Sí existen materias y foros comunes, que no son vinculantes jurídicamente. “Otros sectores nos están regulando -advirtió en el seminario Leire Salaberría, Directora Gerente de USSE, la Unión de Selvicultores del Sur de Europa-. Es deseable una política forestal común europea”.

Actualmente USSE elabora indicadores y terminología comunes (cambio climático, bioeconomía, gestión forestal sostenible, economía circular…). Caminando hacia una economía verde global.

La importancia del modelo asociativo

Como conclusión a este seminario, celebrado en uno de los principales focos productores de madera de España, como es el norte de Galicia, Francisco Carreño (presidente de COSE) quiso destacar la importancia del asociacionismo.

La Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España es el representante institucional del sector ante la Administración. Una única voz, conjunta, de los propietarios forestales-“estamos en el sitio, lo que hacemos es útil-

Francisco Carreño, Presidente de COSE -Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España-.

Francisco Carreño, Presidente de COSE -Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España-.

“La sociedad irá valorando el monte cada vez más, ganaremos visibilidad y mejorará la imagen y reconocimiento del sector -afirmó convencido Francisco Carreño-. El horizonte 2020 anuncia cambios trascendentales: Los recursos públicos financiarán los bienes públicos; y el monte genera muchos de estos recursos”.

Hay que trabajar en unos indicadores para introducir en el PIB lo que todavía no podemos contabilizar pero producimos; los intangibles.

También romper con muchos tópicos y estimular la economía primaria, que se ha ido perdiendo porque la gente se ha alejado del territorio.

Para el presidente de COSE es fundamental incorporar a todos los propietarios forestales a esta dinámica asociativa, estimularles a que hagan una gestión de sus fincas. Y, por supuesto, hacer visible toda esta labor a la sociedad.

Autor:


One Comment

  • Jose dice:

    Soy un propietario de varias fincas repobladas de pinos y eucaliptos en Fonsagrada, Lugo. Dado el ataque hacia estas plantaciones por parte de ciertos partidos políticos y algunas explotaciones ganaderas, entiendo que tenemos que asociarnos para defender nuestros derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.