Félix Romero, Presidente de FSC España: “El sector de la madera es una oportunidad para WWF”

Félix Romero ofreció en la XVIII Convención de la Federación Española de Pavimentos de Madera, celebrada los pasados días 2 y 3 de junio en San Sebastián, una ponencia titulada “Madera: material para una economía sostenible”.

La ponencia trató sobre la sostenibilidad de la madera y sobre posibles acuerdos de colaboración de la Federación Española de Pavimentos de Madera (FEPM) con la organización conservacionista WWF España y la certificadora de cadena de custodia FSC España.

 

Es la primera vez que una organización conservacionista es invitada a una Convención de la FEPM. «Somos defensores del uso de madera frente al de otros materiales -declamó Félix Romero-, quien puso en valor la madera mediante su uso en la industria y el consumo de los ciudadanos, y animó a la FEPM a colaborar en la promoción del uso de los recursos naturales con responsabilidad.

 

«Ya en 1980 superamos la capacidad del planeta de regenerar sus recursos; el reto ahora es el retorno a la sostenibilidad -señaló el Presidente de FSC España, quien confía en el apoyo del sector empresarial para lograrlo. La humanidad está imprimiendo una creciente huella ecológica sobre el planeta que es urgente controlar».

 

FEPM y WWF coincidieron en el objetivo de unir fuerzas para lanzar el mensaje de que hay materias primas inagotables y renovables como la madera, cuyo uso servirá para tratar de frenar el cambio climático. Y transmitir a la sociedad que consuma madera con tranquilidad, porque empresas y organismos están haciendo las cosas bien. «Existen instrumentos para hacerlo y demostrarlo -dijo tajante Félix Romero-.»

 

Balance crítico

 

En los últimos 30 años los bosques tropicales viven su proceso crítico de destrucción; en un área de enorme biodiversidad, donde también hay que preservar el futuro de la población.

 

Cuatro zonas del planeta (Mediterráneo, Amazonía, Cuenca del Congo y Borneo), de donde se nutren especialmente los industriales españoles de la madera, son áreas prioritarias de acción para WWF. En la Amazonía, el principal problema es el cultivo de palma y soja, así como la ganadería. Hacia 2030 sus bosques estarán muy afectados, de continuar el actual ritmo de explotación. En la Cuenca del Congo apenas queda bosque virgen. Que un gobierno dé concesiones forestales es un mal menor. Es peor que no se haga nada con el bosque, y derive finalmente en una plantación. «Estamos trabajando en África para comprometer reservas para el futuro, y también para desarrollar concesiones forestales mediante el sistema FSC de gestión forestal sostenible -informó el ponente a los parquetistas españoles-.»

 

En Borneo reina una rica biodiversidad. Pero las plantaciones de palma aceitera (biocombustible en auge) son una amenaza creciente.

 

El mercado español

 

España es un país importante en la importación y el consumo de madera en el escenario europeo. Segundo país europeo en superficie forestal (si no contamos a Rusia), el escenario es el abandono del ámbito rural, los incendios en verano. Para WWF, se abre un camino con la explotación de biomasa como combustible, pero el fin es valorizar la madera en la industria.

 

«Nuestro objetivo es promover la gestión forestal responsable -concluyó Félix Romero-. Quien disponga de madera FSC, en el futuro podrá defender su producto mucho mejor. Y hay mucha madera certificada FSC, cada vez más.»