lunes , 16 de septiembre de 2019

Salvador Ordóñez, Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), manifiesta su apoyo al sector y resalta su potencial en el terreno medioambiental.


 

La Confederación Española de Empresarios de la Madera (CONFEMADERA) celebró ayer en Madrid su Asamblea General anual, en la que participaron representantes de las distintas asociaciones territoriales y subsectoriales de toda España que la integran. En el marco de la Asamblea, desde CONFEMADERA se ha insistido en la necesidad de que la Administración ponga en marcha medidas que fomenten el consumo de manera directa, como se ha hecho con éxito en otros sectores industriales, ya que las últimas actuaciones dirigidas a potenciar el mercado de la rehabilitación y la reforma, aunque van en la línea correcta, no son suficientes para activar el sector.

 

Para Francesc de Paula Pons, Secretario General de CONFEMADERA, «el sector necesita urgentemente medidas que tengan un efecto positivo inmediato frente al desempleo, la economía sumergida y la reactivación de su actividad industrial, lo que redundará además en beneficio del conjunto de la economía española». Con esta finalidad, «hoy más que nunca -afirma Pons- la Confederación centra sus esfuerzos hacia la defensa ante los organismos públicos de un sector empresarial de vital importancia en el conjunto de la economía».

 

 

Tras la celebración de la Asamblea, en la que se aprobó la Memoria de Actividades 2009 y la memoria económica de la Confederación, tuvo lugar una jornada abierta sobre «El día después de la crisis. La Madera en el nuevo escenario de la Economía Sostenible», en la que se analizó cómo deben prepararse las empresas del sector de la madera y el mueble para seguir presentes en el mercado en condiciones de competitividad cuando las condiciones económicas vuelvan a la normalidad.

 

 

Durante la jornada, que estuvo presidida por el Presidente de CONFEMADERA, Pedro García Moya, y fue moderada por Pilar Calvo, Presidenta del proyecto ‘Vivir con Madera’, los encargados de dar su visión ante el nuevo escenario fueron Juan Ángel Lafuente, Profesor Titular de la Universidad Jaume I de Castellón, que ofreció su visión de la realidad económica española y su repercusión en el sector, afirmando que «nuestra economía sale de siete trimestres de recesión y se ven las primeras luces al final del túnel». Lafuente expuso que España está en el puesto 33 del ranking de países más competitivos del mundo y aseguró que la clave para mejorar esta posición es la innovación, en la que todavía estamos en niveles muy bajos. Además, señaló cuatro líneas de futuro para el sector madera-mueble: mejorar la competitividad a través de la innovación, modificar el sistema de incentivos salariales, incrementar el tamaño medio de las empresas mediante la colaboración y nuevas medidas de política económica, como es el control a las importaciones.

 

 

Por su parte, Juan Mellen, Director Ejecutivo de la Asociación de Empresas de Diseño Español (RED), habló de las tendencias del diseño y perspectivas de futuro en el sector y aseguró que «el diseño es una actitud, está en todas partes». Mellen vaticinó que en diez años existirá un nuevo modelo de industria: Flash industry, que consistiría en procesos de diseño y producción digitalizada y productos hechos en cualquier parte del mundo, adaptados a las necesidades del cliente.

 

 

Por su parte, José María Lacasa, Secretario General de CEOE, aportó la visión empresarial de la coyuntura económica y apuntó los «deberes pendientes»: proceso de consolidación fiscal y reducción del déficit público; enmiendas a la reforma laboral; reforma de las pensiones y financiera, ya que, según Lacasa, «la financiación es ahora mismo el principal problema de las empresas». El representante de la patronal española insistió también en la importancia de la competitividad.

 

 

La clausura de la jornada corrió a cargo de Salvador Ordóñez, Rector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), quien destacó el potencial del sector madera-mueble en el ámbito medioambiental y reiteró la necesidad de aumentar la inversión española en innovación, al tiempo que recalcó el papel de la formación y la gestión del talento. A pesar de reconocer que hay mucho trabajo que hacer en el ámbito de la formación, Ordóñez concluyó: «En estos momentos tenemos los ciudadanos mejor preparados que ha tenido España en toda su Historia».

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.