Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Las importaciones de parquet cayeron un 14% en el primer trimestre

El sector del parquet, como todos los sectores de carpintería, está atravesando una situación de grave recesión, tanto por el bajo número de viviendas construidas como por la contracción del consumo.

 

El sector del parquet, como no podía ser de otra forma, está acusando severamente las consecuencias de la crisis económica.
Como dato positivo, cabe reseñar que las importaciones de parquet durante el primer trimestre de 2010, que suponen un valor de 20 millones de euros, han bajado un 14%.

 

 

«La crisis ha causado estragos y esto es lo que tenemos -afirma tajante Javier Hervás, Presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet-. Cada fabricante ha de buscar su nicho de mercado. Y debe apostar por el diseño y la innovación. Puede funcionar. Obviamente, esta nueva realidad obliga a las empresas a hacer sacrificios: cambiar de mentalidad, conocer nuevos mercados y plataformas y canales de venta. Como contrapartida, se dilatan los márgenes, en justa proporción al valor añadido que incorpora el producto. El objetivo de los fabricantes es estabilizarse mediante el cash flow que este nuevo escenario puede generar.»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La evolución del parquet en el año 2009

 

El consumo aparente de parquet (producción + importaciones – exportaciones) disminuyó en 2009 en metros cuadrados (-19,8%). Sin embargo, como el sector sigue acumulando un stock, que puede evaluarse según ANFP -Asociación Nacional de Fabricantes de Parquet- en 2 millones de m2, el consumo real se situó en torno a los 9,3 millones de m2.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La producción alcanzó el año pasado los 6,6 millones de m2, con un valor de algo más de 100 millones de euros. En su conjunto decreció un 19,9%. Entre las diferentes tipologías de parquet, excepto el mosaico-damas que puede considerarse como residual, todos redujeron la producción alrededor de un 14%; la partida que tuvo una mayor caída fue el grupo de «los otros parquets».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La importación alcanzó los 7 millones de m2, con un valor de 81,3 millones de €. En metros cuadrados, decreció un 13,2%, y en valor el 45%.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La exportación llegó a los 2,3 millones de m2, aumentó un 3,6% en metros cuadrados, aunque en valor decreció el 6,5%, llegando a superar los 32 millones de euros.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Respecto al consumo, el producto más afectado en 2009 con respecto al año anterior fue el lamparquet, con una disminución del 33%. El consumo del flotante multicapa y la tarima maciza disminuyeron el 17,5% y el 21,8% respectivamente. Se registró una importación neta de parquet de 4,7 millones de m2; «esto indica que hay en el mercado casi un sector paralelo al de los fabricantes nacionales compitiendo, en general, con calidades muy inferiores y con costes más bajos -informa la ANFP-, debido a las condiciones laborales y ausencia de exigencias de calidad y medioambientales que existen en los países de procedencia de este parquet.

 

El mosaico-damas, destinado casi exclusivamente a reparaciones de suelos colocados en los años 60 y 70, es importado prácticamente en su totalidad, ya que en España apenas existen líneas de producción de este producto.

 

El lamparquet se importa sobre todo de Luxemburgo, Alemania, Francia, China, Brasil e Indonesia. El 74% de este tipo de parquet proviene de esos países. Este tipo de suelo se exporta principalmente a Francia (52,8%) y Portugal (31,9%).

 

El 47,2% del flotante multicapa se importa de China y Brasil. Le siguen Suecia, Alemania y Polonia. Y se exporta principalmente a Alemania, Noruega e Italia.
La tarima maciza se importa principalmente del Reino Unido, Dinamarca, China y Malasia. De estos países se importa el 69,5 del total. Y se exporta a Portugal y Sudáfrica en un 46,4%.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las especies de madera más demandas por el mercado son el roble, las maderas tropicales, algunas frondosas boreales y el eucalipto. Hasta hace unos años, el roble blanco copaba la mayor parte del mercado; actualmente se observa un crecimiento del consumo de las maderas de frondosas boreales claras.