GARNICA diseña un kit de espacio sanitario

Integrado por cama, box y biombos.

La falta de camas es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los hospitales en la crisis creada por el coronavirus. En los últimos días varios son los «hospitales de campaña» levantados para suplir esta necesidad. Garnica, la empresa de contrachapado con sede en Logroño y con su principal planta de producción en Valencia de Don Juan (León), ha diseñado un kit compuesto por cama, box y biombos para colaborar en esta situación y ayudar a proporcionar espacios.

Según informa Garnica, ya ha puesto a disposición del Ministerio de Sanidad estos elementos de los que además la empresa asume todos los costes, incluido el transporte. En estos momentos se está estudiando implantar esta idea en el Hospital de León y «esperan en breve se empiece a enviar material».

La idea es “crear espacios sanitarios” con tablones de chapas capaces de solventar la falta de camas en los centros hospitalarios. «Nosotros no fabricamos mascarillas, pero desde que comenzó la crisis hemos estado desarrollando alternativas en las que nuestro producto pudiera ser de utilidad para ayudar en esta crisis, y hemos ideado este kit que crea esos espacios que faltan en los hospitales», explican desde la empresa riojana.

La planta de Valencia de Don Juan sigue trabajando

Garnica tiene su origen en un aserradero familiar en 1941, en Baños de Río Tobía, en La Rioja. En los años 80, Garnica comienza a fabricar contrachapado industrial y lo exporta a diversos países. En 1995 se inaugura la fábrica de Fuenmayor (La Rioja) y en 1996 la planta en Valencia de Don Juan, buque insignia de la empresa. En 2019 se crea una nueva planta en el sur francés. En 2018 Garnica adquiere Maderas de Llodio.

En Valencia de Don Juan trabajan 300 empleados. A día de hoy, con el estado de alarma vigente, la planta continúa trabajando por ser considerada su producción «esencial».

Fuente: LeónSur Digital