sábado , 20 de julio de 2019

Con sendas viviendas pasivas.


Se acerca la inauguración de la próxima edición del Barcelona Building Construmat, (14-17 mayo, recinto Gran Vía 2, L’Hospitalet de Llobregat, Barcelona), que una vez más apuesta por la sostenibilidad del sector, y para esta 21ª edición la compañía especializada en construcción pasiva industrializada ARQUIMA participa de manera muy activa.

Además de contar con un stand donde mostrar sus últimas creaciones y las ventajas de su método constructivo, este año ARQUIMA participa junto a la empresa de construcción de casas pasivas con paneles de hormigón EVOWALL, y con el apoyo de Fira Barcelona, en el espacio Sustainable Solutions. Una zona donde pueden verse todas las soluciones sostenibles que ofrece la construcción, con la presencia de dos viviendas pasivas, y que permite seguir todas las noticias, actualizaciones, fotos, etc., a través del hashtag #BBPassive.

Ambas empresas, que ofrecen la construcción sostenible e industrializada de edificios, consiguiendo los estándares del certificado Passivhaus, organizan un espacio total de exposición de 475 metros cuadrados, en el que construirán dos edificios residenciales de 70 metros cuadrados y 90 metros cuadrados, respectivamente. Ambas casas son proyectos reales que se expondrán temporalmente en esta zona y que al finalizar la feria se reubicarán en sus espacios definitivos y serán certificados por el Passivhaus Institute.

Ejemplo de vivienda ARQUIMA.

La casa de ARQUIMA es una casa de 70 metros cuadrados formada por una sala-comedor-cocina, un baño y un dormitorio, con un amplio porche a la entrada. Se trata de una vivienda particular que se ubicará después de la feria en un idílico paraje del Parque Natural del Lago de Sanabria en la provincia de Zamora, a una altitud de 1.200 metros sobre el nivel del mar, con bajas temperaturas en invierno, y donde se podrán apreciar las grandes ventajas de la construcción Passivhaus, dado que la casa funciona simplemente con una chimenea de leña, que además es el gran detalle de la casa ya que es una chimenea a dos caras que separa el comedor del dormitorio, y una batería de aguas, que es el tándem clásico en la gran mayoría de las viviendas de ARQUIMA.

En Construmat se podrán apreciar detalles de carpinterías con cristal triple, espesores de aislamiento, estanqueidad, impermeabilización, y todas las diferentes capas que forman cada sección de muro, tabique, forjado sanitario o cubierta, además de ver los sistemas tanto de Ventilación Mecánica Controlada con recuperación de calor como de aerotermia.

Ejemplo vivienda Evowall.

La casa pasiva de EVOWALL tiene una superficie de unos 90 metros cuadrados, y forma parte de una casa que se acabará construyendo para un cliente final. En ella se pueden apreciar todos los elementos indispensables para que una casa pasiva sea certificada por el Passivhaus Institute: cerramientos de alta eficiencia energética, sistema de ventilación de doble flujo y una campana de cocina estanca entre otros. Todos estos elementos, junto con la propia envolvente EVOWALL, proporcionan una óptima hermeticidad, mínima transmitancia y eliminación de puentes térmicos.

Después de Construmat, la vivienda será trasladada a su ubicación final, donde acabará de construirse por completo, formando una casa que captará energía a través de placas fotovoltaicas para así reducir aún más el consumo. La superficie total de la casa es de 170 metros cuadrados.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.