Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

El pabellón GALLUR, construido con madera austriaca por ELUR

El Presidente de Austria visitó la pista de atletismo cubierta del polideportivo madrileño.

Es bien sabido que la industria maderera austriaca está haciendo una contribución significativa en la lucha contra el cambio climático. El Presidente Federal de Austria, Alexander Van der Bellen, miembro del partido Verde austriaco, obviamente sabe apreciar las propiedades positivas de la madera como materia prima y material de construcción. Así, visitó la pista de atletismo cubierta del polideportivo municipal Gallur, en Madrid.

El pabellón, donde destaca una espectacular cubierta de madera, ha sido construido por la empresa española ELUR Estructuras , perteneciente al Grupo LANA, líder en la fabricación de componentes en madera para el encofrado, con madera suministrada por la empresa austriaca WIEHAG, y es solo uno de los numerosos proyectos insignia internacionales gestados en el país alpino.

El polideportivo es conocido en España principalmente por su pista de atletismo cubierta, donde se celebra el encuentro anual «Villa de Madrid». Dicha competición es parte del prestigioso IAAF World Indoor Tour.

En este pabellón, de una superficie de 15.000 metros cuadrados, se han empleado un total de 700 metros cúbicos de madera; 14 arcos de madera y una viga de 77 metros de luz conforman la impresionante construcción de madera, cuya construcción ha llevado solo cuatro meses.

CONSTRUCCIONES DE MADERA AUSTRIACAS

La industria de la madera austriaca es líder y referente tecnológico internacional en la construcción moderna en madera, y ya ha hecho realidad numerosos proyectos insignia en todo el mundo. En los últimos años, la construcción en madera austriaca se ha consolidado en todo el mundo, con otros muchos edificios conocidos y respetuosos con el medio ambiente.

En 2015, por ejemplo, se construyó el Banyan Wharf en Londres (GB), la primera casa de madera de diez pisos de Londres, seguida en 2016 por el edificio Moholt 50/50 en Trondheim (Noruega), una residencia de estudiantes compuesta por cinco edificios de gran altura, con nueve pisos cada uno. En la actualidad, la NTU Singapur, la universidad técnica de Singapur, está siendo planificada en su totalidad en madera y será construida en 2020. El edificio de la facultad tendrá una superficie de unos 45.000 metros cuadrados.

LA CONSTRUCCIÓN CON MADERA PRESERVA EL MEDIO AMBIENTE

La madera, como materia prima renovable, extrae de la atmósfera el CO2 nocivo para el medio ambiente y almacena carbono en sus productos. Además, la madera como material de construcción sustituye a materiales que consumen mucha energía y es una medida esencial para la protección del medio ambiente. “Cuanta más madera se utilice en construcciones de madera o en productos de madera, y cuanto más tiempo se utilice, más se puede prolongar en el tiempo el efecto de almacenamiento y contribuir a la protección del medio ambiente y a mitigar el cambio climático”, explica Erich Wiesner.

La madera, como materia prima, está disponible en Austria en cuantía suficiente – el 50 por ciento de la superficie de Austria está cubierta de bosques. Cada año, la superficie forestal aumenta en 4.700 campos de fútbol y la oferta de madera crece de manera incesante.

ARTICULOS RELACIONADOS:

AUSTRIA, de nuevo en EGURTEK