Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Hacia modelos constructivos más sostenibles y la edificación en madera a nivel mundial

La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha acelerado la tendencia.

Los Green Building Councils de 70 países, en representación de más de 65.000 organizaciones, empresas y profesionales del sector de la Arquitectura y la Construcción, se reunieron el pasado mes de septiembre en torno a la celebración de la Semana Mundial de la Edificación Sostenible, una campaña coordinada por la Red Internacional del Green Building Council WorldGBC.

La campaña de este año, bajo el lema para redes sociales #ActOnClimate, se ha centrado en el apoyo global a un entorno construido más verde, e insta a los Gobiernos a tomar las medidas necesarias para la descarbonización de los edificios.

El Covid-19 y la posibilidad de nuevas pandemias han afectado de manera directa al sector de la Construcción que vivirá un antes y un después. Los expertos apuntan a que la tendencia será la apuesta por viviendas más naturales, más sostenibles y más saludables y este cambio de paradigma también se traslada a los equipamientos como escuelas, hoteles, oficinas u hospitales.

La compañía española especializada en construcción pasiva industrializada ARQUIMA defiende desde hace años la Construcción en Madera.

Detalle de la fábrica de ARQUIMA en Barcelona.

ARQUIMA construye edificios de consumo energético nulo o casi nulo y certificados Passivhaus, con criterios de arquitectura bioclimática, pasiva y de máxima eficiencia energética y fue pionera en Construcción Sostenible en España desarrollando un sistema constructivo propio ya en 2008. En la actualidad  está construyendo el primer edificio Plurifamiliar pasivo de madera en Baleares y las dos primeras viviendas a nivel europeo con la doble máxima certificación: Passivhaus Premium y 5 hojas VERDE, que otorgan el Passivhaus Institut y Green Building Council España (GBCe), respectivamente.

José Antonio González, fundador y CEO de ARQUIMA.

Según José Antonio González, fundador y CEO de ARQUIMA: “La crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha acelerado la tendencia hacia la construcción en madera a nivel mundial y también en nuestro país, donde hay mucha tradición de construcción con ladrillo y hormigón. Ahora, más que nunca, se va a apostar por el uso de la madera en equipamientos como Hospitales, Centros Médicos y Residencias Geriátricas,  ya que se ha demostrado que la composición química de este material, que presenta similitudes con la de nuestro cuerpo, promueve la recuperación, reduce el estrés y mejora el ánimo, ayudando a estimular nuestra salud física y mental y nuestro bienestar”.

Los edificios de ARQUIMA garantizan los niveles óptimos de calidad de ambiente interior. Las viviendas pasivas regulan la temperatura, la humedad, las concentraciones de CO2 y otros patógenos y contaminantes cuidando nuestra salud. Además de contar con un aislamiento adecuado, este tipo de viviendas filtran todo el aire que se introduce para la renovación higiénica, garantizando unas condiciones óptimas de confort en el interior.

“En las próximas décadas la edificación en España y en Europa se enfrenta a un reto enorme que definirá el futuro del sector, de la economía y del medio ambiente”,  apunta González.

El Pacto Verde Europeo, de diciembre de 2019, abre la puerta a un paquete de medidas que sientan las bases de un crecimiento de la Unión Europea sostenible y neutro en emisiones de carbono para 2050. Este acuerdo marca un nuevo hito en la reducción de emisiones de entre el 50-55% y en la implantación de al menos un 32% de cuota de energías renovables y un 32,5% de mejora de la eficiencia energética para 2030.