Homenaje al Edificio del Dolmen de Dombate

Por su perfecta integración con el entorno.

El Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia (CMD) ha homenajeado el edificio que alberga el Dolmen de Dombate, en Cabana de Bergantiños, con motivo del Día Mundial de la Construcción Sostenible, el pasado viernes 23 de septiembre.

De izquierda a derecha: José Manuel Yáñez, Begoña Torrado y Ricardo González.

De izquierda a derecha: José Manuel Yáñez, Begoña Torrado y Ricardo González.

En el acto estuvieron presentes el gerente del CMD, Ricardo González, la concelleira de Turismo, Medio Ambiente e Medio Rural de Cabana, Begoña Torrado, y el jefe de Sección del Servicio de Arquitectura de la Diputación da Coruña, José Manuel Yáñez.

El CMD ha escogido esta obra por su integración perfecta con el entorno en el que se sitúa y por su apuesta decidida por la madera. Además, esta obra pone en valor los beneficios de la biofilia, al encontrarse en un entorno totalmente natural que beneficia a la salud de las personas que están a su alrededor.

En su intervención, el gerente del CMD, Ricardo González, destacó esta obra por ser un ejemplo claro de la sensibilidad y funcionalidad con la que se integran a la perfección materiales naturales con la zona en la que se encuentra, así como por aportar una visión renovada del modo de construir, sin olvidar la propia identidad, mediante referencias a la historia y cultura del lugar.

Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Construcción Sostenible, Ricardo González quiso destacar una serie de características de la madera que la convierten en una gran aliada en la lucha contra el cambio climático. En este sentido, indicó que un mayor uso de los productos de madera estimula la expansión de los montes y la reducción de los gases de efecto invernadero. El uso de la madera en la construcción permite ahorrar energía a lo largo de la vida útil del edificio, ya que su estructura celular proporciona un aislamiento térmico excelente: 15 veces mejor que el hormigón, 400 veces mejor que el acero y 1.770 veces mejor que el aluminio.

“El 15% de la madera proveniente de edificios y demoliciones se podría volver a utilizar como madera de aserradero, y un 36% podría reciclarse en tableros y otro buen porcentaje podría generar energía limpia”, concluyó el gerente del Cluster da Madeira e o Deseño de Galicia.