La re-evolución de la construcción con XLAM DOLOMITI

La firma italiana participó en REBUILD 2021.

XLAM DOLOMITI es un fabricante italiano de CLT (panel contralaminado de madera); un material estructural que está de moda, idóneo para llevar a cabo una construcción sostenible.

Stand de XLAM DOLOMITI en REBUILD 2021.

Ubicada en la región de los Dolomiti, en Trentino, con más de 50 personas en plantilla (20 de ellas en la oficina técnica), XLAM es el mayor fabricante de CLT en Italia y ocupa el puesto nº6 en el ranking de producción a nivel europeo. Nacida en febrero de 2012, la firma italiana atesora un registro de más de 3 millones de metros cuadrados de CLT producidos y más de 2.000 proyectos gestionados. Todo lo cual se traduce a más de 290.000 toneladas de C02 ahorradas.

Hoy XLAM DOLOMITI tiene una capacidad para fabricar 40.000 metros cúbicos de CLT por año (paneles de 3,50m de ancho x 13,50m de largo y espesores que van de los 57 a los 297 mm. de espesor como medidas estándar, pudiéndose fabricar con medidas especiales, hasta 360 mm., de 3 a 9 capas, si el proyecto lo requiere), cuya calidad se testa en sendos laboratorios interno y externo. Habitualmente emplea madera de abeto rojo para hacer su producto, certificado por PEFC (40% italiano y 60% austriaco). Madera que será laminada con cola de poliuretano mono componente libre de formaldehído.

TODO SON VENTAJAS

“Construir con CLT ha demostrado durante estos últimos años, desde que irrumpió con fuerza hacia el año 2000, numerosas ventajas respecto a la construcción con métodos tradicionales, en proyectos grandes y pequeños”, expuso en REBUILD Michele Taetti, comercial en España de la marca italiana.

Michele Taetti, comercial de XLAM DOLOMITI en España, durante su intervención en REBUILD 2021.

Cada proyecto encargado a XLAM es dibujado con Revit en 3D. Un precálculo determina cuáles serán los espesores del panel necesarios para dicho proyecto, y también si será necesario añadir elementos tales como pilares o vigas, de madera o acero. El cliente recibe estas vistas en 3D junto con su presupuesto.

XLAM trabaja también con BIM (Building Information Modeling), para intercambiar información con los arquitectos. Y con centros de mecanizado a control numérico para alcanzar una precisión milimétrica en la elaboración de sus productos. Acompañan a los paneles todos los herrajes, fijaciones más otros elementos estructurales que requiere el proyecto.

Cada panel porta una numeración y una etiqueta, para facilitar su posterior colocación en obra. “Una vivienda de unos 300 metros cuadrados se puede montar con un equipo de 3 personas, en sólo 3 días. Una velocidad de ejecución inalcanzable por los sistemas tradicionales. Además, con una resistencia estructural igual a la del hormigón, pero pesando 500 veces menos, y la posibilidad de potenciar su resistencia al fuego y su capacidad de aislamiento térmico y acústico con sistemas y elementos adicionales, que se pueden incorporar en fábrica”.

Todo ello con un material inherente a la sostenibilidad, ya que se trata de un material natural, que es renovable y reciclable. XLAM demuestra día a día que cualquier tipo de edificio se puede construir o rehabilitar hoy con madera, principalmente por su ligereza.