martes , 12 de noviembre de 2019

Los sistemas masivos en madera son una parte clave del futuro de una construcción que se pretenda ambientalmente sostenible en el sentido estricto del término.


Los paneles de madera contralaminada de KLH se componen de 3, 5, 7 ó más capas de abeto macizo encoladas. El espesor de cada capa varía entre 19 y 40 mm., dependiendo del formato de los paneles y las exigencias estructurales. Las dimensiones máximas de fabricación son 16,5 metros de longitud, 2,95 m. de anchura y 0,5 metros de espesor. El corte y mecanizado se realiza en taller por control numérico, llegando a obra paneles completos listos para montar.

Mediante la colocación alternada de los sucesivos estratos, la contracción y el alabeo de la superficie de los paneles se reduce al mínimo y los paneles presentan un comportamiento semi-isótropo. Los tableros se encolan con adhesivo completamente libre de VOCs.

El método de encolado impide la formación de película continua, con lo que el material mantiene la permeabilidad al vapor propia de la madera maciza: el resultado son soluciones de envolvente que conjugan acertadamente aislamiento, inercia térmica y transpirabilidad.

Pueden emplearse en la ejecución de muros, forjados y cubiertas, y combinarse también con otros sistemas estructurales. Las uniones entre las placas se realizan con tornillos autotaladrantes o uniones metálicas.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.