viernes , 24 de mayo de 2019

Permitirá ampliar la capacidad de la instalación en 78 comensales.


El pasado día 28 de julio fue inaugurada la ampliación del Restaurante Casa Rural Quintanares (Rioseco) consistente en una espectacular estructura de madera que les permitirá ampliar la capacidad del restaurante en 78 comensales.

 

Los promotores del proyecto y propietarios del establecimiento, Juanjo y Mari Cruz, llevan 18 años fusionando en su restaurante la cocina tradicional con las presentaciones más cuidadas de la nueva cocina de restauración. Todos sus platos atraen tanto por su sabor y olor como por su esmerada presentación, desde sus entrantes micológicos hasta sus tradicionales alubias pintas con morro y oreja. Especialmente interesantes son las Jornadas Micológicas que celebran durante el mes de noviembre y en las que se puede disfrutar de un exquisito menú degustación de setas.

 

El arquitecto soriano Francisco Javier Muñoz Monge ha sido el encargado de diseñar el proyecto, integrando el edificio en el entorno y cuidando la sostenibilidad del conjunto. Buscando la máxima eficiencia energética, se ha seleccionado la madera como material principal para la estructura acompañándola de aislamientos naturales y cerrando el conjunto con sistemas acristalados de alta eficiencia térmica. Se ha cuidado al máximo el sistema construfísico y la orientación del edificio, aprovechando al máximo la luz solar. El seguimiento de la obra ha sido realizado por el aparejador Jesús Llorente.

 

 

 

 

La ejecución de la obra ha sido realizada por la empresa Construcciones Ruiz Álvarez (Rioseco), especializados en todo tipo de construcción. Su larga trayectoria en el sector deja patente la calidad, los detalles y los acabados en los proyectos que ejecutan, siendo un ejemplo de profesionalidad e implicación personal.

 

La empresa MADERA PINOSORIA, ubicada en Cabrejas del Pinar y especializada en la construcción en madera, se encargó del suministro y mecanizado de esta singular estructura. Participó además en las fases de diseño y cálculo, asesorando a la Dirección Facultativa y ofreciendo todo tipo de soluciones constructivas. La novedad de esta estructura es que ha sido enteramente mecanizada con máquina de control numérico y entregada en sistema de kit de autoconstrucción, facilitando enormemente el montaje y reduciendo al máximo los tiempos de ejecución. Otros ejemplos de este tipo de sistemas constructivos se pueden ver en su página www.maderapinosoria.com.

 

Finalmente, la decoración ha corrido a cargo de Laura Moya Losada, de la empresa Moladeco. A través de los frescos de las paredes en los que aparecen las imágenes de la Diosa de la Abundancia y del Dios Saturno, ha conseguido crear un espacio singular que sirve de homenaje al yacimiento de la villa romana Los Quintanares. El resultado es un lugar acogedor rodeado de un bonito jardín, al que han bautizado como Salón Magnamater.

Autor:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.