Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

Placas solares fotovoltaicas en el tejado de su estantería cantiléver

CARPINTERIA SCHMIDT gana un 40% más de capacidad de almacenamiento gracias a OHRA.

Para la carpintería Torsten Schmidt, la sostenibilidad es muy importante y no solo con respecto a la madera utilizada: OHRA construyó un almacén cantiléver para esta empresa sita en Turingia, Alemania. Este almacén ofrece una mayor capacidad de almacenamiento para tableros de madera y madera maciza y también alberga un tejado con paneles solares fotovoltaicos. De este modo la carpintería pudo aumentar su capacidad de almacenamiento en un 40 por ciento, mientras que al mismo tiempo generaba electricidad sostenible desde el tejado para su autoconsumo.

La carpintería, situada en Pößneck, cerca de Jena, diseña y fabrica principalmente piezas individuales de madera maciza o tableros de alta calidad. Para ello, la empresa suele obtener la madera necesaria de los madereros de las cercanías, apostando por una gestión sostenible con rutas muy cortas de transporte.

La sostenibilidad también desempeñó un papel importante en el nuevo sistema de estanterías con el que la carpintería quería crear un espacio adicional para tableros y madera maciza: la estantería cantiléver de 30 metros de largo suministrada por OHRA lleva un sistema solar fotovoltaico que produce energía renovable y que alimenta la carpintería. Para ello, OHRA dotó a la estantería con unos brazos de soporte especiales y brazos de techo. Permiten una inclinación óptima del techo de 30 grados para el sistema fotovoltaico. El propio tejado está cubierto con chapa trapezoidal. Toda la subestructura, incluyendo los montantes de la estantería cantiléver, fue adaptada al peso de las células solares. Esto era crucial ya que los 60 módulos pesan un total de 1.000 kilogramos.

Con una altura de 3.740 milímetros y tres niveles de almacenamiento – el superior está a una altura de 1.700 milímetros – la estantería cantiléver ofrece suficiente espacio para los tableros y la madera maciza necesarias en esta carpintería. Los brazos cantiléver ajustables en altura, de 1.800 milímetros de largo, pueden cargar hasta 400 kilogramos cada uno. La estantería es de una sola cara, la pared trasera fue construida por el propio carpintero, por lo que las estanterías situadas en el límite de la zona también funcionan como una pared de aislamiento acústico.

OHRA realizó el sistema de estanterías en tan solo seis meses desde la adjudicación del contrato hasta la puesta en marcha, a pesar de la construcción especial que requiere un sistema fotovoltaico. Desde hace un año, la estantería ha estado produciendo electricidad ecológica para el negocio. Además, la carpintería de Torsten Schmidt pudo aumentar su capacidad de almacenamiento en un 40 por ciento. El concepto de estantería cantiléver permite un acceso rápido y directo a las mercancías almacenadas. Los brazos cantiléver flexibles evitan que se dañen las maderas durante el almacenamiento y la recogida.