Planes de la FEPM: Crear un Club de Estrategias y emprender una Campaña de Comunicación

La Federación Española de Pavimentos de Madera trabaja para poner en valor la actividad de sus Asociados.

La trayectoria de la Federación Española de Pavimentos de Madera (FEPM) tenía una habitualidad en sus reuniones que la pandemia interrumpió. También su evento principal, que es la Convención Anual, donde se reúne todo el sector de los pavimentos de madera y que “por mucha tecnología que haya, el encuentro, el diálogo y el debate cara a cara son insustituibles”, considera Justino Sevillano, presidente de la Federación.

Tras largos meses de pandemia, con el parón que ello ha supuesto para su actividad y avance, la FEPM vuelve a coger ritmo. La junta directiva ha aprobado dos ambiciosos planes, sobre los que ha venido trabajando de forma telemática: Crear un Club de Estrategias y lanzar una Campaña de Comunicación.

“Confiamos en que estas dos iniciativas, que se van a poner en marcha este mismo año, contribuyan a integrar aún más, si cabe, a las Asociaciones miembro de la FEPM y, a la vez, a todos los Asociados. Que veamos a nuestro colega no como un adversario, sino como un posible colaborador. Y sobre todo, poner en valor la actividad que desarrollamos todos”.

TOMAR EL PULSO AL SECTOR Y SABER QUIEN ES QUIEN

La junta directiva de la FEPM es consciente de la gran carencia de datos sobre el sector. “Dónde estamos, indicadores económicos de la actividad y, sobre todo, una orientación sobre hacia dónde vamos, tras este período tan peculiar que estamos viviendo”, expone Ana Isabel Hernández, secretaria de la FEPM.

Justino Sevillano y Ana Isabel Hernández, Presidente y Secretaria de la FEPM.

La Federación ha retomado un acuerdo que tenía formalizado hace un año con AIDIMME – Instituto Técnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines- para iniciar un trabajo de prospección y análisis de toda la cadena de valor del sector de los pavimentos de madera, dando a esa información un enfoque “tipo DAFO” que sea útil a las empresas asociadas. “Conocemos nuestras debilidades, pero necesitamos saber cómo podríamos potenciar nuestras fortalezas y cómo aprovechar las oportunidades que nos brinda el escenario donde trabajamos”, apostilla Justino Sevillano.

En todo el sector madera-mueble es conocida la experiencia que AIDIMME ha atesorado en este sentido con sus Observatorios Sectoriales. “Crear un observatorio permanente debe ser uno de nuestros objetivos–  aclara Ana Isabel Hernández- pero vamos a iniciar la andadura poniendo en marcha un Club de Estrategias, mediante la recogida de datos, el estudio del entorno competitivo, a nivel de todos los eslabones de la cadena: proveedores, fabricantes, instaladores y barnizadores e incluso el consumidor. Todo ello para tratar de enfocar las prioridades y acciones a desarrollar como colectivo cuyo objetivo común es que aumente la cuota de mercado de los suelos de madera”.

HAY QUE COMUNICAR

Los 241 miembros de la FEPM han sido consultados sobre lo que ellos desean que sea la Federación en el presente y futuro. Y quieren información, formación y comunicación.

“Tenemos que comunicar –declama Justino Sevillano-. Poner en valor nuestra actividad, como hacen las empresas de otros pavimentos. No tenemos empresas tractoras con la capacidad de comunicar que observamos en el sector cerámico o en el de los suelos laminados. Así que tiene que ser la Federación la que trabaje para promocionar los pavimentos de madera y preservar y sembrar para que crezca este mercado”.

“Nuestra actividad y nuestro producto tiene muchas bonanzas que debemos poner negro sobre blanco -apunta la secretaria de la FEPM-, tenemos queaprovechar que ahora el viento sopla a favor de un material sostenible y respetuoso con el medio ambiente, características inherentes a la madera, y que la sociedad está poniendo en valor”.

Así, la Federación Española de Pavimentos de Madera va a acometer su primera campaña global de comunicación de cierto calado en casi treinta años de trayectoria. Se lanzará antes de diciembre y se extenderá a los primeros meses de 2022, con tres grandes líneas argumentales:

  • El suelo de madera es un producto natural, sostenible y confortable
  • La madera es un material idóneo para los suelos radiantes
  • La renovación y el mantenimiento del suelo de madera es sencillo
Instante de la Convención de la FEPM en 2019, celebrada en Tarragona.

SUELO RADIANTE

Existe en España un déficit cultural, que no se da en todos los mercados; por ejemplo en el centro y norte de Europa, sobre la compatibilidad de los sistemas de climatización por suelo radiante con el pavimento de madera.  

“Se ha extendido que la madera no es un material idóneo para colocar sobre una calefacción por suelo radiante –lamenta Justino Sevillano-. En Europa el 80% de las instalaciones de suelo radiante, teniendo un clima más riguroso que el nuestro, se acaban con madera. Sin embargo aquí no. No es lógico”.

La madera es un material idóneo para los suelos radiantes.

La madera es un buen aislante, pero la calefacción por suelo radiante no se basa en alcanzar una temperatura muy alta, sino en mantener una temperatura estable durante mucho tiempo. La capacidad aislante de la madera hará que se tarde un poco más en alcanzar la temperatura deseada, y que tarde también algo más en enfriarse cuando el sistema se apaga. Por ello es la alternativa ideal para preservar la temperatura óptima en la estancia, aportando un nivel de confort que otros materiales no son capaces de alcanzar.

COMPETENCIA DESLEAL

La FEPM desea denunciar y aclarar que actores de otras tipologías de pavimentos “se apropian de apellidos que son nuestros”, en referencia a los suelos plásticos, cerámicos o vinílicos que imitan a la madera en su superficie, pero que “no son madera, son otra cosa”.

“A menudo la comodidad o el desconocimiento lleva al comercial a aconsejar a su cliente colocar un pavimento laminado o vinílico, o una tarima tecnológica –observa Justino Sevillano -. No defender el parquet nos lleva a desaparecer como sector y también a poner en riesgo el futuro de nuestras empresas. Porque cualquiera, un pintor o incluso un particular, puede poner un laminado. Pero sólo nosotros sabemos instalar, restaurar o rediseñar un pavimento de madera. Si no la defendemos nosotros, quién lo hará…”.

Con esta campaña de comunicación “la FEPM no va a vender nada –concluye Ana Isabel Hernández-. Queremos que se oiga y se hable sobre los pavimentos de madera, contribuir a derribar mitos, y que profesionales y consumidores quieran saber más”.

MANTENIMIENTO

El mantenimiento es una de las palabras más controvertidas en el mundo del suelo de madera. De todos es sabido y reconocido que “la madera necesita un mantenimiento”. Ahora bien, “todos los demás materiales también”.

Además, prosigue el presidente de la FEPM, “cuando un suelo de plástico o cerámico se rompe, hay que sustituirlo. Sin embargo, el pavimento de madera se puede reparar. Es más, se puede rediseñar, cuantas veces se desee”.

La FEPM se propone desmitificar el problema del mantenimiento en los pavimentos de madera. Históricamente se ha entendido siempre que un mantenimiento de un parquet implica lijar, generar olores y emisiones tóxicas y la imposibilidad de un normal desenvolvimiento de las actividades que se realizan habitualmente sobre esa superficie de madera. 

Tras largos meses de pandemia, con el parón que ello ha supuesto para su actividad y avance, la FEPM vuelve a coger ritmo.

“Hoy en día, con los productos y sistemas de lijado y aplicación de recubrimientos que existen en el mercado, todos esos problemas han sido superados técnicamente, ahora falta llegar al consumidor para que desaparezcan esos tópicos  –asegura Justino Sevillano-. Sería mucho mejor hablar de limpieza de lassuperficies de madera, igual que se limpian los cristales, el cuero o una melamina”. 

La renovación y el mantenimiento de un suelo de madera son sencillos.

Los productos que existen para limpiar la madera sirven además para nutrirla, con lo cual no solo se recupera su belleza original, sino que el material se revitaliza. Son productos que no huelen, que no son tóxicos para el aplicador o para el cliente, y que además permiten continuar haciendo uso de ese pavimento mientras se están aplicando. 

Son fáciles de aplicar, inofensivos para la salud de personas y animales, incluso buenos para la piel. “El gran público debe saberlo, y la FEPM va a trabajar para ello –concluye Justino Sevillano-. La madera es un material fácil de mantener y, además, idóneo para colocar sobre sistemas de calefacción y refrigeración por suelo radiante”.

En definitiva, el objetivo es reponer la madera en su justo lugar en el mercado. Con sus incontestables ventajas. Insistiendo en algo muy repetido en estos tiempos: Se trata de un material que permite realizar una bioeconomía circular, porque es natural, renovable, reciclable y reutilizable. Y mientras está en uso, retiene en su interior CO2, que no se emite a la atmósfera.