Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

SHITECMA avanza en la automatización e industrialización de su fábrica

Especialista en ventanas de altas prestaciones, fabricadas bajo rigurosos criterios de sostenibilidad.

Cuando Sebastián y Carlos toman el relevo de su padre, Sebastián Ramos, al frente de su carpintería, nace SHITECMA. Una empresa en mejora continua que pone el foco en la fabricación de ventanas de madera, con rigurosos criterios de sostenibilidad, así como en la progresiva industrialización y automatización de la planta.

La inversión en maquinaria y el desarrollo técnico constante de sus productos ha llevado a SHITECMA a erigirse en la actualidad como uno de los mejores fabricantes españoles de ventanas de madera.

Con una fábrica altamente automatizada e industrializada y sus certificaciones ambientales RC2 y FSC, los cerramientos de SHITECMA optan habitualmente a estar en las envolventes de los edificios con exigencia BEAM, y muy pronto tendrán una declaración ambiental de producto.

Toda la madera empleada por SHITECMA tiene certificada su gestión foresta sostenible.

Rapidez, precisión y calidad no van en menoscabo de la flexibilidad; esencial en el segmento de la rehabilitación, donde esta empresa de Alcázar de San Juan está especialmente activa. SHITECMA maneja muchas referencias de formas, diseños, herrajes y acabados. “Con madera todo es posible, la tecnología para la fabricación y acabado de la ventana ha avanzado mucho, y nosotros trabajamos día a día para estar en la vanguardia de esta industria, que nos apasiona”, afirma Sebastián Ramos, director técnico de la empresa manchega.

UN PROCESO CONTINUO Y CONTROLADO

Cada proyecto nace y es controlado en la oficina técnica, donde con un software configurado a medida de la empresa manchega son presupuestadas las obras y dibujadas y preparadas para su fabricación todas y cada una de las ventanas que la componen.

Toda la madera que acompaña a la perfilería de pino laminado para fabricar los cerramientos pasa por una tronzadora optimizadora y, a continuación, por una moldurera, donde cada perfil obtiene su escuadría, según sea para un marco o para una hoja.

Después las piezas son mecanizadas con los grupos de herramientas en la línea de perfilado. Posteriormente acceden a otra línea de lijado, de donde salen todas las piezas con su superficie calibrada y lista para recibir el acabado.

A continuación todas las piezas van a la línea de armado; una ensambladora personalizada por SHITECMA, que permitirá posteriormente un encolado profundo en las uniones; hasta un 45% más de cola que un bastidor convencional. Las ventanas armadas se depositan en la prensa para su encolado. Por la forma de construir las ventanas, todas las esquinas quedan preparadas para soportar mucha presión. El pegado y la rigidez son muy fuertes y, por tanto, la estanqueidad total.

La línea de producción, trazada con rodillos que enlazan las máquinas y los citados procesos, es un circuito continuo para las ventanas donde las personas controlan y apenas intervienen directamente.

ACABADO SOBRESALIENTE

El acabado era el gran hándicap de la carpintería de madera al exterior, y hoy está perfectamente resuelto –asegura Sebastián Ramos-. SHITECMA ofrece a sus clientes una garantía de 15 años en el barnizado de sus ventanas, y puede terminar los perfiles en cualquier color”.

Todas las ventanas son sometidas a dos procesos sucesivos de acabado. En primer lugar, con las piezas en posición inclinada, un flow coating da al producto un tratamiento fungicida más un fondeado. Después, ya en disposición horizontal, un robot antropomorfo de cinco ejes recubre toda la superficie con 520 micras de acabado, en continuo.

Un carrusel traslada a todas las ventanas acabadas por un espacio con una atmósfera controlada hacia una zona de secado, absolutamente libre de polvo, donde el barniz se va curando.

Finalmente, se colocan las ventanas en sus marcos, se acristalan y se embalan.

La misión de SHITECMA es fabricar productos con los más altos parámetros de calidad y la mayor eficiencia energética, con propuestas innovadoras, sostenibles y flexibles para ofrecer a nuestros clientes la oportunidad de crear espacios únicos con una calidad estética inmejorable -concluye Sebastián Ramos-. Todos nuestros productos contienen una filosofía de trabajo y un compromiso continuo de construir, diseñar y decorar”.

ARTICULOS RELACIONADOS: