Periódico digital para la industria española de la madera y el mueble +34 676 330 360 [email protected]
Advertisement

José Carlos Santana: “La certificación es una garantía y llegará a todas las formas de combustible”

El gerente de SORBUS Medio Ambiente nos habla acerca del presente y futuro de los pellets de madera.

MADERA SOSTENIBLE visitó la exposición itinerante “Biomasa en tu Casa”, organizada por AVEBIOM (Asociación Española para la Valorización Energética de la Biomasa) e IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía), que ha recorrido 5 ciudades españolas en 5 semanas, con el objetivo de dar a conocer al público el recurso biomásico y su funcionamiento en calefacción.

SORBUS_jose_carlos_santanaHablamos con José Carlos Santana, colaborador de AVEBIOM en la exposición y responsable de SORBUS Medio Ambiente, acerca del presente y futuro de los pellets de madera. SORBUS se dedica al diseño y asesoramiento de plantaciones agroforestales y desarrolla actividades didácticas y de divulgación científica en materia agroforestal y micológica.

¿Es protagonista la madera en este combustible?

Totalmente. La madera es la materia prima con la que se fabrica el pellet y la astilla, aunque también existen equipos que en lugar (o además) de los pellets aprovechan el hueso de aceituna, la cáscara del fruto seco u otros residuos de naturaleza leñosa. Sin embargo es el pellet, y por lo tanto la madera, el combustible más automatizable y con más posibilidades diferentes de uso.

¿Le convence a Vd. el pellet como combustible para generar calor?

El pellet es el combustible que mejor fluye en los equipos y el que mejor se adapta a la automatización. Debido a su compresión, el pellet acumula un alto poder calorífico, y al elaborarse a partir de madera limpia, sin corteza y sin hojas, minimiza la generación de cenizas y reduce a lo ínfimo las emisiones de gases perniciosos, como el monóxido de carbono. Su combustión es muy limpia, y eso es precisamente gracias a la pureza de la madera, que es el corazón de esta tecnología.

“La tecnología de los equipos que funcionan con biomasa está ya a la altura de la de otros tipos de combustible”

¿Crece el consumo de pellets en España?

El consumo está creciendo, sobre todo entre particulares, aunque todavía existe mucho desconocimiento de su funcionamiento y posibilidades en nuestra sociedad, y por lo tanto un gran mercado potencial. Es precisamente para paliar esta carencia de información por lo que AVEBIOM y el IDAE impulsaron la organización de esta exposición itinerante, “Biomasa en tu Casa”, que está acercando la biomasa a la gente de a pie, en la calle, informando en detalle y desmontando clichés erróneos con demostraciones al alcance del público.

IDAE_guadalajara_3La palabra biomasa hace pensar a mucha gente en un combustible nuevo, artificial y complejo, cuando, en verdad, se trata de la leña de toda la vida. Un combustible autóctono que ha sido transformado para competir con los combustibles fósiles en cuanto a comodidad y automatización.

La biomasa es nuestro combustible de siempre pero carente de sus tradicionales incomodidades y suciedad.

Es evidente que nuestro país no es competitivo como productor natural de gas ni de petróleo, pero sí lo es, y en gran magnitud, de madera renovable y sostenible. Con el pellet tenemos la oportunidad de ganar autonomía en el mercado energético, además de generar nuevas posibilidades económicas y empleo en el mundo rural.

Es decir, ¿sería bueno para la economía de España volver a extraer leña del monte?

La leña nos ha calentado durante siglos, y es sinónimo de la limpieza y el mantenimiento de nuestros montes y, por consiguiente, de empleo. Podremos volver a recuperar el papel de las suertes de madera, que en gran medida se han perdido, gestionar un recurso local, y generar pequeñas economías de escala, en lugar de grandes operaciones macroeconómicas que no repercuten en empleo y beneficio al ciudadano medio.

“La biomasa es la leña de toda la vida, pero transformada al efecto de minimizar las tradicionales incomodidades de su uso”

¿Hay madera para todo y para todos?

Sí, la hay y la habrá, siempre que el recurso se gestione y aproveche de forma racional y sostenible. De hecho, actualmente no se está aprovechando ni de lejos el crecimiento anual de metros cúbicos por hectárea y año de nuestros montes. España es rica en este recurso; otra cosa es que actualmente no sea pródiga, por diferentes condicionantes económicos y estructurales, en su capacidad extractiva y transformadora. Eso hace que en este momento tengamos una capacidad limitada para producir madera, de ahí que los distintos sectores que la transforman se la disputen, si bien las propias exigencias del mercado, si este se acrecienta, pueden inducir el aumento de la capacidad productiva del sector y equilibrar las necesidades de unos y otros.

¿Hay suficientes plantas de producción de pellet como para garantizar un suministro regular?

pellet_transporteHay muchas plantas de producción en funcionamiento, y muchas otras en proyecto. Un buen número de ellas cuenta con producto certificado, y existen muchas otras en proceso de certificación. Lo mejor, precisamente, es que sean pequeñas y muchas, de forma que exista variedad y proximidad al consumidor en cada área, que haya posibilidad de producir y de consumir en pequeñas distancias, generando empleo y desarrollo en múltiples puntos, sin implicar esto que no se pueda interaccionar con el mercado exterior.

Sería magnífico que este sector se alejara del concepto grandilocuente de crear gigantescas plantas productivas de energía concentradas en muy pocos sitios, lejanos a la materia prima y necesitados de grandes y costosas estructuras de transporte. Si el recurso se gestiona y se transforma muy cerca de donde se produce, y si, incluso, se llegara a distribuir en gran medida al consumidor final muy cerca de donde es natural, se favorecería que emerjan numerosas fábricas pequeñas, lo cual, a largo plazo, amortiguaría los fenómenos de subidas repentinas de los precios.

El hecho de certificar la calidad del pellet ¿fue un paso decisivo de cara al consumo y al futuro del sector?

Los consumidores necesitamos saber que nuestro combustible cumple unos requisitos mínimos, que haya una garantía de que, salvando las diferencias cualitativas entre unos y otros productos, nuestros equipos van a funcionar bien. No creo que la certificación se quede sólo en el pellet, ya ha llegado al hueso de aceituna, está llegando a la astilla y va a llegar a todas las formas de biocombustible.

“La astilla tiene un futuro resplandeciente como combustible industrial y para grandes instalaciones, como por ejemplo las redes de calor”

¿Qué futuro tiene la astilla como combustible para biomasa?

astillaTiene un futuro resplandeciente como combustible industrial y en las redes de calor, es decir, en grandes instalaciones. Su inconveniente con respecto al pellet es su baja densidad.

Necesitas tres veces más volumen para obtener el mismo poder calorífico, y no todo el mundo puede almacenar esa cantidad, ni todo el mundo puede disponer de instalaciones con sistemas de alimentación activos, para que la astilla no se atasque en las canalizaciones.

Pero también es más económica y fácil de fabricar. Cualquier señor con una astilladora móvil es, en esencia, un potencial fabricante de astillas.

La tecnología que hay detrás de este mundo (calderas, estufas…) ¿está realmente a la altura, para que cada día veamos un consumo mayor de este tipo de energías?

Sí. Tal y como pretendían los organizadores, AVEBIOM e IDAE, la gente que se ha acercado a la exposición itinerante “Biomasa en tu Casa” nos ha contado sus experiencias, y de ellas se infiere que la tecnología ha ido supliendo las deficiencias de los equipos primigenios. Los equipos pioneros no tenían los rendimientos de hoy. Ahora se cuenta con mayor eficiencia y capacidad de trabajo.

La tecnología en este campo está ya al nivel de la que pueda existir en otros combustibles. Hay oferta y diversidad, y eso es bueno para todos.