Nace la Asociación de Recolectores Profesionales de Setas Silvestres

La entidad fue presentada en el marco de un seminario organizado por el Grupo Operativo MIKOGEST.

La Asociación de Recolectores Profesionales de Setas Silvestres fue presentada el pasado día 24 de febrero, en el transcurso de un seminario organizado por el grupo operativo Mikogest cuyo objetivo es implementar un sistema de gestión dinámica que preserve la sostenibilidad del recurso micológico y potencie su productividad al ampliar el conocimiento que existe sobre las setas silvestres, profesionalizando la recolección, fomentando el asociacionismo y poniendo al alcance herramientas para realizar mejor la actividad, según explicó Roberto Rubio, Jefe de Área de Gestión Forestal y Recursos Naturales de Cesefor y portavoz de Mikogest.

La Asociación de Recolectores Profesionales de Setas Silvestres surge para la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales que son propios de esta actividad, desarrollada individual o colectivamente. La Asociación favorecerá su adaptación con el medio rural productor, y dignificará la recolección de setas silvestres como actividad económica. También pretende resolver conflictos en el desarrollo de la actividad, mejorarla, fortalecer su regulación, desarrollar formación, asesoramiento, divulgación, y favorecer la relación con sectores afines.

Fernando Aguilera, abogado de Fetruse, la Federación Española de Empresarios de Setas y Trufas, presentó los estatutos de la Asociación, que tutelará los intereses económicos y sociales de los asociados y protegerá sus derechos, sobre todo frente al fuerte intrusismo que padece el sector. Tiene ámbito nacional, para poder intervenir ante ministerios competentes y contribuir a desarrollar normativa. Abierta a asociaciones afines, en acciones de interés para el sector y para hacer más fuerza frente a la administración.

Los requisitos para asociarse son simples: solo es imprescindible ser un recolector profesional, con contrato tipo agroalimentario, carnet de recolector profesional/comercial o cualquier otro documento admitido en derecho. “Esta asociación es algo positivo para el sector. Es una acción pionera en nuestro país -destacó Josep M. Serentill, presidente de Fetruse-. Tenemos graves problemas de fiscalidad y, sobre todo, de trazabilidad, que es fundamental para nuestro sector”.

Ignacio González, director de la agencia de comunicación Jasten Fröjen, presentó el nombre, imagen y dominio web de la Asociación. “La palabra ‘seteros’ genera automáticamente un sentimiento de pertenencia”, defendió. La Asociación ofrece dos ejes de actuación: visibilizar la profesión y construir el relato de los seteros profesionales, añadiendo cuatro áreas de actividad: Recurso micológico, Recolector, Mercado y Regulación.

La recolección de setas, actividad en auge, conlleva una fuerte presión sobre el recurso, que debemos hacer entre todos sostenible. “Las setas son frutos naturales, y pertenecen a los propietarios del terreno -declamó Patricia Gómez Agrela, gerente de COSE, Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España-. Queremos que las setas estén incluidas en los planes de gestión. Es un aprovechamiento que se puede planificar para su conservación y uso sostenible”

“Son clave la vigilancia y el control -observa COSE- Autorizando permisos y controlando prácticas recolectoras para evitar daños al monte, invasión de la propiedad y agotamiento del recurso”.

“COSE y Fetruse deseamos completar la cadena de valor, integrando a los recolectores profesionales. La Asociación es una herramienta ideal”, expresaron los portavoces de ambas organizaciones en el seminario.

SEGURIDAD ALIMENTARIA

La seta es un producto cada vez más valorado, desde el punto de vista gastronómico y económico. Antonio Montoro, profesor de la Facultad de Farmacia y Ciencias de la Alimentación, disertó sobre alertas sanitarias y seguridad alimentaria de las setas en tiempos de pandemia. El objetivo principal de las autoridades competentes en seguridad alimentaria es completar la trazabilidad del producto, pues tiene que cumplir unas normas sanitarias y de seguridad.

«Maltratar a los bosques no es una buena propaganda para el sector de la recolección de setas -concluyó Montoro-. Si el recolector puede garantizar la trazabilidad, desde el bosque hasta la industria, sería posible llegar a certificar un producto BIO”.

ORDENACION DEL SECTOR

El sector micológico comporta múltiples actividades y valores. Las setas tienen uso nutricional, y también medicinal. En España se consumen alrededor de 42 millones de Kg de setas al año (1,1 kg / persona). También se exporta e importa mucha cantidad. ¿Pueden nuestros bosques cubrir las necesidades del mercado?

Daniel Oliach y Juan Martínez de Aragón, investigadores del CTFC, explicaron el presente de la ordenación del sector micológico en Cataluña. “Para poder regular algo, hay que conocer bien el sector -planteó Juan Martínez de Aragón-. El bosque es clave. Sin él no hay producción”.

Según los investigadores del CTFC, la producción de setas se puede incrementar y optimizar, mediante protocolos de gestión. El bosque controlado y aclarado suele favorecer a determinados hongos. El micoturismo es un problema … o una oportunidad. Hay una tradición enorme, que se repite cada otoño. Pero los propietarios del monte se llevan siempre el 0% del beneficio.

“Mucha trufa llega también a los restaurantes sin trazabilidad. Sin tanto riesgo para la salud, pero desfavoreciendo la imagen del sector -comentó Daniel Oliach-. Afortunadamente, el sector ha evolucionado y es cada vez menos opaco”.

FISCALIDAD

La crisis sanitaria y económica comporta una mayor presión fiscal, la reordenación y potencialidad de la fiscalidad y la eliminación de bondades tributarias.

El fiscalista José Fco. Arroyo, habló en el seminario sobre fiscalidad adaptada a la actividad recolectora. “Existe una débil y frágil regulación específica, fragmentada y dispersa, por comunidades autónomas -planteó-. Hay muchas rentas no declaradas, que no suponen un inconveniente para el recolector, pero en ocasiones sí para el comprador. Tal vez la situación actual de alta presión fiscal contribuya a regularizar mejor la actividad de la recolección de setas y hongos silvestres”.

Albert Pla, profesor de Derecho Tributario de la Universidad de Barcelona exploró con argumentos jurídicos la posibilidad de inclusión en el REAG (Régimen Especial de la Agricultura, Ganadería y Pesca) de los recolectores. A su juicio, “hay base legal para argumentar la posible reconsideración de la actividad del recolector profesional y su encuadre en el REAG, y la Asociación que ahora nace podrá ejercer de lobby para intentar revertir la actual situación”.

CIENCIA CIUDADANA

José M. Altelarrea, técnico de CESEFOR, presentó la app “smartbasket” aplicación para la gestión de datos micológicos desarrollada por MIKOGEST. La app ya está operativa. Su funcionalidad se centra en gestionar de una forma óptima el recurso micológico. Conociendo la potencialidad micológica (presencia de especies), la capacidad productiva (fructificaciones) y el volumen de explotación (presión recolectora).

“La aplicación smartbasket ayudará a conocer más y mejor el recurso micológico”, asegura Altelarrea. El usuario, mediante su utilización, aporta datos de su actividad micológica. Son usuarios de smartbasket desde el recolector hasta el profesional colaborador que elabora los inventarios, pasando por el identificador.

El ponente explicó cómo funciona la aplicación. Siempre garantizando la privacidad de los recolectores. El recolector tendrá organizados sus setales, de todas las especies que recolecte y contribuirá a una gestión más sostenible del recurso. Actualmente hay 148 usuarios registrados en la aplicación smartbasket, de ellos 14 identificadores.

Cristina Gómez, técnica de CESEFOR presentó el primer curso de formación para recolectores, organizado por MIKOGEST, que se ofrecerá vía telemática y ahondará en todas las cuestiones que afectan e interesan a un recolector de setas. Con módulos tan atractivos e interesantes para los profesionales del sector como: fiscalidad, acotados micológicos, regulación, smartbasket, presentación de la Asociación… Todo el programa del curso en mikogest.net

Forman parte de este proyecto como socios: FAFCYLE, COSE, FETRUSE, CTFC y CESEFOR. Como agentes subcontratados, la Federación de Asociaciones Micológicas de Castilla y León (FAMCAL), la Asociación Forestal de Burgos (ASFOBUR) y la Asociación Forestal de Salamanca (ASFOSA). Como entidad colaboradora participa la Junta de Castilla y León.

El proyecto de innovación del grupo operativo MIKOGEST tiene una duración de dos años y ha sido beneficiario de una ayuda a proyectos de innovación de interés general de grupos operativos de la asociación europea para la innovación en materia de productividad y sostenibilidad agrícolas (AEI-AGRI) en el marco del programa nacional de desarrollo rural 2014-2020 (FEADER) en la convocatoria 2019, con un presupuesto total de 584.000€ (467.200€ FEADER y 116.800€ AGE).